1. Sigue el dinero. Busca dónde puedes conseguirlo y ve a por él. Intenta aumentar como sea tus ingresos.

2. Trabaja, trabaja, trabaja. Si tienes un puesto, pelea por él para mantenerlo como sea. Ve cada día con ganas a tu puesto de trabajo.

3. Ahorra para invertir. Invierte o guárdalo en una cuenta “intocable” para que crezca. Intenta no tocar ese dinero bajo (casi) ningún concepto.

4. Evita las deudas. No te metas en muchos préstamos o pidas dinero para cualquier cosa, al final las deudas pueden acabar por ahogarte.

5. Tenlo como una prioridad. Obviamente no es lo más importante, pero tendrás que tener siempre presente esa mentalidad de ahorro y superación en tu día a día.

6. Apunta siempre a lo más alto. Pensar en pequeño sólo te hará tener resultados del mismo tamaño. Piensa que eres capaz de todo lo que te propongas y apuesta por tus sueños y proyectos aunque parezcan inalcanzables.