1. Aprende a equivocarte
No hay por qué tener miedo a equivocarse, todo lo contrario. Poner nuestro esfuerzo en algo y que salga mal nos debe dar la fuerza necesaria para que sigamos intentándolo. En muchas ocasiones los errores son nuestros mejores profesores. Ya lo decía Ester Schaler Buchholz en el libro The Call of Solitude: “Otros nos inspiran, la información nos da de comer, la práctica mejora nuestro rendimiento, pero necesitamos tiempo para resolver las cosas”. Y así es. Convierte los pequeños fracasos en grandes victorias y aprende de cada una de ellas.

2. Plántale cara al miedo
El miedo no puede actuar de barrera ante nuestras inseguridades. Al revés. Debemos de buscar la solución para hacer frente a ellos. El autor Brendon Burchard mantenía que, del mismo modo que un ejército invade a su enemigo, una persona debe hacerlo con el miedo, atacando desde todos los lados. Tu vida como empresario debe estar llena de retos y debes adaptarte al entorno superando aquello que te lo impide.

3. No te des por vencido
Los buenos resultados de un empresario vienen determinados por su trabajo. Ese que no todos llegan a ver pero que garantiza su liderazgo dentro de una empresa. Fija unos objetivos y trabaja duro en ellos. Si se desea recibir los beneficios del mañana, se debe trabajar hoy. Por ello, la autodisciplina es fundamental para lograr el éxito.

4. Descansa para estar bien
Al igual que es importante trabajar mucho para conseguir resultados, es importante descansar. No olvides dormir las horas recomendadas, te sentirás con más energía para afrontar cualquier problema y tomar decisiones. Los desafíos están presentes día tras día y debes estar activo para combatirlos.

5. Comparte tu éxito
El éxito depende cada vez más de cómo nos relacionamos con los demás. En el libro Give and Take de Adam Grant, se llega a la conclusión de que las personas más exitosas son las que consistentemente dan a otros. En él, nos enseña la idea de generosidad en un entorno profesional. Comparte aquello por lo que has luchado y aumentarás tu figura como empresario exitoso.