Siguiendo el modelo anglosajón, nuestra sociedad es cada vez más consciente de la importancia de contribuir a reducir las desigualdades. El voluntariado ha dejado de ser una moda puntual y ha ascendido a la categoría de fenómeno, liderado por grandes entidades sociales o corporaciones. Las empresas con compromiso social han descubierto la oportunidad que representa ceder su capital humano en favor de la comunidad y han incorporado la iniciativa en sus proyectos de Responsabilidad Social Corporativa.

Entre los beneficios del voluntariado para las organizaciones, destacan la contribución al cambio de la sociedad implicando a sus empleados en causas solidarias; el incremento del orgullo de pertenencia del trabajador en la empresa; la mejora de la comunicación interna; o la promoción de nuevas competencia de contribuir a reducir las desigualdades. El voluntariado ha dejado de ser una moda puntual y ha ascendido a la categoría de fenómeno, liderado por grandes entidades sociales o corporaciones. Las empresas con compromiso social han descubierto la oportunidad que representa ceder su competencias entre los empleados como habilidades de liderazgo y trabajo en equipo.

En este sentido, la Fundación Bancaria “la Caixa”  creó en 2005 el Programa de Voluntariado con la finalidad de apoyar las inquietudes solidarias de sus trabajadores en activo, jubilados, prejubilados y clientes, además de sus familiares y amigos, así como facilitarles la realización y el desarrollo de iniciativas de cooperación de una manera organizada y e caz. A través de este organismo, la entidad busca contribuir a la transformación social que favorezca un mundo mejor y más justo, además de fortalecer, formar y profesionalizar la gestión del voluntariado.

En palabras del presidente de la entidad, Isidro Fainé, “los voluntarios de ”la Caixa” son la muestra de que todos podemos contribuir a la construcción de una sociedad con más oportunidades, especialmente para quienes más las necesitan. Su dedicación

constante y presente en todo el territorio es, además, anónima y desinteresada. El esfuerzo de los voluntarios, los mejores embajadores de la Obra Social, nos permite hacer realidad nuestra misión: cambiar presentes y construir futuros”.

Valores con 110 años de historia

Aunque se trata de una tendencia reciente, hay pioneros que ya supieron valorar hace décadas el potencial del altruismo en beneficio de la comunidad. El fundador de “la Caixa”, Francesc Moragas (Barcelona, 1868), impulsó una gestión profesional y ambiciosa muy diferente a la que predominaba hasta aquel momento en otras cajas. La entidad nació con una finalidad social vinculada a evitar la exclusión financiera y con una voluntad de compromiso con el desarrollo socioeconómico del territorio, explorando nuevas vías de acción social.

Manteniendo el espíritu innovador de Moragas, la organización no solo fue de las primeras en apostar por el voluntariado corporativo en España, sino que también ha sido pionera en profesionalizar el proyecto con la creación de la Asociación de Voluntarios de “la Caixa” –que el pasado mes de junio ha cumplido su segundo aniversario–, y que lidera la misma plantilla.

Concretamente, la Fundación Bancaria promueve acciones alineadas con su Plan Estratégico 2016-2019, como son las que tienen por objetivo la superación de la pobreza infantil y la exclusión social, así como la promoción de la salud y la atención a las personas mayores; el impulso de la inserción laboral y la promoción de la educación financiera y las iniciativas locales.

Estas actividades de voluntariado se llevan a cabo en colaboración con entidades sociales de toda España, y se gestionan principalmente a través de la plataforma www.voluntarioslacaixa.org.

Una Asociación activa

La Asociación de Voluntarios de ”la Caixa” se ha consolidado como una de las más activas de todo el territorio español, incrementando en más del 45% el número de actividades que lleva a cabo en apenas dos años.

Por su parte, en lo que va de año, 11.283 voluntarios de “la Caixa” han participado en 1.823 iniciativas solidarias llevadas a cabo por toda España, a través de las que han ayudado a más de 82.794 beneficiarios. Destaca el Día del Voluntario de ”la Caixa”, que organiza el programa de manera anual, por haber batido un nuevo récord con la participación de más de 1.000 voluntarios repartidos por 43 ciudades de la geografía española.