El acuerdo con la Administración Federal de Aviación (FAA) establece cómo se coordinarán los futuros vuelos comerciales al espacio con el tráfico aéreo habitual.

Con más de 600 personas ya inscritas en el programa, los vuelos darán comienzo a finales de este año, y el precio del asiento en SpaceShipTwo rondará los 250.000 dólares. Las naves despegarán desde la base estadounidense de Virgin Galactic en Nuevo México y el equipo de Branson liderado por George Whitesides está trabajando duro para iniciar viajes espaciales de rutina y económicos desde el Spaceport America.

El anuncio de Virgin llegó horas antes de que SpaceX, principal rival de Richard Branson en la carrera espacial, desvelase la nueva generación de naves.