5 ‘startups’ que usan la tecnología para arreglar el mundo

La tecnología, de una forma u otra, es parte de nuestro día a día. Desde que nos levantamos hasta que llega el final de la jornada estamos rodeados de aparatos electrónicos que nos hacen la vida un poco más fácil. Pero no solo hablamos de los que tenemos a nuestro alrededor, sino de tecnologías al alza como el Internet de las Cosas y Big Data que están llegando a casi todos segmentos de la sociedad como, por ejemplo, el sector de la salud.

Esta filosofía ha servido para poner en marcha el proyecto de 5 ‘startups’. Estas tienen en común que utilizan la tecnología para tratar de resolver problemas que hay en el mundo: desde el plástico en los océanos, hasta la lucha contra el cambio climático. Desde su fundación han ido consiguiendo grandes avances a la hora de lograr sus objetivos.

Viome: eliminando enfermedades con dietas personalizadas

El veterano de Silicon Valley, Naveen Jain, fundó Viome en 2016. La misión de Viome es ayudar a las personas a comprender qué dieta es mejor para su salud. Para ello, analiza las bacterias y los productos químicos contenidos en el intestino y, de esta manera, Viome puede sugerir una dieta a medida, que probablemente genere un aumento de la salud. La ciencia detrás del método es relativamente nueva, pero la compañía basa su tecnología en una variedad de estudios académicos.

Viome está actualmente disponible por 299 dólares en los Estados Unidos, Canadá y el Reino Unido. Los clientes reciben acceso a una aplicación móvil, así como a un kit de prueba anual en el hogar. El cliente recibe los resultados de sus pruebas y consejos dietéticos en la ‘app’.

5 ‘startups’ que usan la tecnología para arreglar el mundo

Ocean Cleanup: eliminar el plástico de los océanos

El empresario holandés Boyan Slat fundó The Ocean Cleanup en 2013 cuando tenía 18 años. En un principio, se encontró con soluciones para evitar que el plástico llegara a los océanos. Sin embargo, no había opciones económicas y rápidas para reducir la contaminación que producía el plástico ya existente.

Ocean Cleanup planea poner en marcha su primer sistema en 2018 con la limpieza del Great Pacific Garbage Patch, ubicado entre California y Hawai.

El área representa la mayor acumulación de plástico oceánico en el mundo cerca de 80.000 toneladas de plástico. Es cierto que Ocean Cleanup no podrá eliminar todo el plástico oceánico inmediatamente, pero la compañía espera reducir el Gran Parche de Basura del Pacífico hasta en un 50% en los próximos 5 años.

5 ‘startups’ que usan la tecnología para arreglar el mundo

Simprints: Dar acceso a las personas más pobres del mundo a los servicios públicos a través de la identificación

La falta de identificación es uno de los principales factores que refuerzan la pobreza en los países en desarrollo. Hace que los más pobres del mundo no tengan acceso a servicios básicos como salud, educación y votación.

La startup londinense Simprints está dispuesta resolver este problema con el uso de un dispositivo de hardware, combinado con un software que identifica a las personas en función de sus huellas dactilares.

Organizaciones como ARM, Autodesk y la Fundación Bill & Melinda Gates respaldan la idea de esta compañía que espera tener un impacto masivo en la reducción de la pobreza.

5 ‘startups’ que usan la tecnología para arreglar el mundo

Aerofarms: Alimentar a un mundo de 9 mil millones de personas con la agricultura local de alimentos

Se espera que la población mundial aumente a más de 9 mil millones para 2050. La Organización de Administración de Alimentos (FAO) de la ONU estima que, en este escenario, la producción de alimentos debe aumentar en un 70% para poder abastecer la demanda de la población.

Sin embargo, hacer que la la agricultura global produzca a este ritmo podría resultar en un desastre ambiental. La consecuencia sería una mayor deforestación, la expansión de los desiertos y la intoxicación del suelo y el agua.

Aerofarms ofrece una alternativa sostenible a la agricultura convencional. La compañía ha construido granjas de interior que pueden producir alimentos locales utilizando una tecnología llamada “aeroponía”. Este sistema consiste en que las plantas no crecen en el suelo, pero en los canales de aire se rocían con agua nebulizada. Esto proporciona a las raíces el agua necesaria para crecer.

La compañía afirma que este método reduce el consumo de agua en un 95% en comparación con la agricultura de campo. Además, Aerofarms no depende de productos químicos tóxicos para combatir las plagas, ya que el método de cultivo cerrado sirve como una forma natural de mantener los cultivos libres de plagas.

5 ‘startups’ que usan la tecnología para arreglar el mundo

Impossible Foods: luchando contra el cambio climático con hamburguesas falsas

El 45% de la superficie de la tierra se utiliza actualmente para la cría de animales, que es uno de los principales factores para acelerar el cambio climático. Si bien el vegetarianismo está en aumento, existen pocas soluciones que reduzcan el impacto climático de la producción de carne.

El objetivo de Impossible Food es atender la gran demanda de carne, proporcionando una alternativa que tenga el mismo sabor. La hamburguesa que ellos elaboran consiste en la proteína hemo derivada de plantas, que es responsable del sabor similar a la carne de la hamburguesa.

Las opiniones han sido positivas, y muchos afirman que el sabor es indistinguible de la carne.

[td_smart_list_end]