Productos antiedad, protectores solares, pastillas para la relajación y el sueño, probióticos, productos para la caída del cabello y el cuidado bucal, remedios para la tos o medicamentos sin receta para el alivio del dolor o la alergia… La importancia que está adquiriendo el sector del ‘consumer healthcare’ es “cada vez mayor a nivel global”, explica Helen Tomlinson, directora general de GSK Consumer Healthcare Iberia. “Con el paso de los años, la importancia del cuidado personal y la posibilidad de generar un impacto positivo en el sistema de salud respaldan el crecimiento de nuestro negocio”.

GSK es una empresa multinacional del sector farmacéutico con más de 300 años de historia y posicionada en 130 países. Está orientada a la ciencia  y dedicada a la investigación y al desarrollo de una amplia gama de productos innovadores en tres áreas principales: productos farmacéuticos, vacunas y ‘consumer healthcare’ (su línea de productos para el cuidado de la salud). Las vacunas, fármacos y productos sanitarios de consumo a los que va dirigida su actividad de investigación y desarrollo pueden mejorar la salud y el bienestar de las personas, ayudándolas así a vivir una vida plena y contribuyendo a la prosperidad de sus comunidades, según explica la directiva. La estrategia global de la compañía es convertirse en una de las empresas farmacéuticas “más innovadoras, con mayor rendimiento y que genere más confianza”. La ejecutiva subraya que GSK busca “incorporar productos innovadores en los mercados donde operamos, que respondan de la mejor manera a las necesidades del consumidor. Cuando hablamos de rendimiento, nuestro objetivo es consolidar las posiciones de liderazgo en los mercados en los que operamos y crecer por encima del mercado. Y también estamos comprometidos en generar confianza entre consumidores, empleados y ‘stakeholders’, proporcionando productos con altos estándares de calidad, cuidando del bienestar de los empleados, y colocando a los consumidores en el centro de todo lo que hacemos”.

Para el mercado español –en el que este sector es fuerte, en comparación con otros países, y dinámico– los objetivos que Tomlinson se marcó cuando tomó el relevo de la dirección general van en paralelo con dicha estrategia. “Los objetivos que nos marcamos están alineados con nuestra estrategia basada en los principios de innovación, rendimiento y confianza con los que pretendemos conseguir un crecimiento que esté por encima de la media del mercado de ‘consumer healthcare’.  Esto significa ser constantes a la hora de incorporar productos innovadores en el mercado, ofreciendo a nuestros consumidores productos en el momento preciso y por supuesto cumplir nuestros objetivos de negocio internos”.

En este sentido, la ejecutiva se muestra muy satisfecha con los resultados que la compañía está obteniendo en nuestro país. “El pasado año ha sido muy bueno para el negocio de GSK Consumer Healthcare en España y estoy feliz de que en mi primer año aquí hayamos conseguido todos nuestros objetivos”. Entre los hitos que destaca como claves se encuentran el estar creciendo más rápidamente que la media del mercado, haber conseguido el mayor lanzamiento de un producto de OTC con Flonase y la mejora significativa de las valoraciones de consumidores y empleados.

Las marcas de la multinacional reflejan su pasión por la calidad y el enfoque científico y se definen en base a unas necesidades médicas concretas. Además incluyen una variedad de marcas complementarias que les permiten progresar según las necesidades de sus clientes. “En España, GSK Consumer Healthcare tiene 25 marcas que cuentan con el aval científico y que pretenden responder a las necesidades de cada consumidor. Estas se dividen en cinco categorías principales: alivio del dolor, soluciones respiratorias, cuidado bucal, nutrición y cuidado de la piel”.

Para Tomlinson, GSK Consumer Healthcare marca la diferencia en el mercado por “su compromiso basado en la innovación, el rendimiento y la confianza, y el hecho de que tratemos de brindar el mejor servicio a nuestros clientes, expertos, consumidores y ‘stakeholders’, en función de escuchar proactivamente sus necesidades y de construir una relación basada en la confianza”.

La importancia de la igualdad

Con el objetivo de trabajar en prácticas y medidas que promuevan la diversidad de género y la inclusión de las mujeres en el ámbito laboral, GSK Consumer Healthcare y la red LEAD (Leading Executives Advancing Diversity) firmaron el pasado año un acuerdo de colaboración.

“Nuestro objetivo con el acuerdo firmado con LEAD es claro. Queremos mostrar nuestro verdadero compromiso por alcanzar la diversidad y la inclusión femenina. Nuestros clientes y consumidores son diversos en términos de género, cultura, edad y muchos otros aspectos, por lo que es importante que nuestros equipos también sean diversos. Además, cada vez hay más estudios que demuestran cómo la diversidad está directamente relacionada con la cultura de la empresa y el desempeño financiero, lo que significa que es algo que no podemos ignorar”. En concreto, esta iniciativa busca atraer, retener y promover el talento femenino en el sector ‘retail’ y de gran consumo a nivel europeo”.

GSK España lleva tiempo apostando por la diversidad de género y prueba de ello es el equilibrio alcanzado en cuanto a presencia de hombres y mujeres en todas las áreas de negocio de la compañía. Así lo reflejan sus cifras de empleo: más de un 53% de la plantilla total de la compañía –con más de 2.000 empleados– son mujeres. En la parte de GSK Consumer Healthcare el 54% de los puestos directivos están ocupados por mujeres.