1. Fija tus objetivos
El país al que llegas por primera vez te puede resultar demasiado grande y puede que no sepas por dónde empezar. Por eso, es de gran ayuda tener claro cuál es tu meta antes de empezar la búsqueda. Eres tú el que tiene que marcar cuáles son los intereses que quieres seguir y cómo vas a organizarte para conseguirlos. En función de tus gustos podrás optar por un puesto u otro.

2. Conoce todo sobre el país
Una vez decidas dónde quieres ir, debes investigar cuáles son las condiciones del mercado laboral y los permisos que necesitas. Es recomendable abrir una cuenta bancaria en tu nuevo país pero es mucho más sencillo hacerlo desde España. Es mejor ir preparado. Ten en cuenta también que cambiar de país puede ser muy caro. ¡Ahorra!

3. Pregunta cuál es tu salario
Antes de solicitar un trabajo es importante que te asegures de que el salario que vas a recibir será suficiente para cubrir los gastos a los que tendrás que hacer frente. Crear una lista de gastos te permitirá tener una idea de la cantidad de dinero que necesitas mensualmente.

4. Ten contacto con organizaciones
No necesitas a nadie para encontrar trabajo en el extranjero pero una ayuda nunca viene mal. Si tienes problemas, recurre a organizaciones como el Consejo de Intercambio Educativo Internacional. Te ofrecerá diferentes programas que te pueden interesar.

5. Adapta tu currículum
El currículum no es igual en todos los países. Tienes que asegurarte de que se ajusta a las normas del país. Si es posible, ponte en contacto con agencias de contratación y será más fácil formar parte del mundo laboral.

6. Resalta lo positivo
Recuerda que debes de hacer hincapié en tus habilidades y los títulos que posees. Las recomendaciones de anteriores jefes también dan notoriedad a tu persona. Si tienes dudas sobre qué es lo que tiene que aparecer en el currículum y qué no, ponte en contacto con profesionales y te sacarán de dudas.

7. Únete a grupos
Conocer a gente de otros países con una situación similar a la tuya y quieran trasladarse al mismo país que tú es imprescindible para que tu vida sea mejor allí. De esta forma podrás encontrar ofertas de trabajo y oportunidades para compartir piso de forma más sencilla.

8. Ve a eventos de networking
Te servirá para hacer contactos más rápido relacionados con el campo laboral del que te gustaría formar parte. Una buena idea es visitar meetup.com, donde podrás interactuar con personas que comparten tus intereses.

9. Aprovéchate del boca a boca
Es bueno que tus amigos conozcan cuáles son tus planes para encontrar trabajo en el extranjero y qué es lo que sabes hacer. Visita Linkedln y averigua quiénes te pueden ayudar. Siempre habrá alguien que tenga un amigo que te pueda echar una mano.

10. Llévate los ahorros
Los primeros meses en otro país suelen ser los más caros. Quizás no encuentres trabajo tan rápido como esperas. Por ello, tienes que contar con el dinero suficiente para poder costearte los gastos generales del piso, la comida o el transporte. Recuerda que, lo principal, es disfrutar y enriquecer tu vida con una nueva aventura. ¡Fuera agobios!