En esta situación muchos compradores se preguntan: ¿Qué producto me será más rentable? ¿Cómo puedo ver el inmueble sin tener que desplazarme? ¿Podré confiar en el vendedor? ¿Podré obtener rentabilidad? Tenemos respuesta a todas sus dudas. Os damos a continuación nuestros consejos para acertar al máximo en vuestras decisiones.

1. Analiza
Tómate un tiempo para analizar de cuánto dinero dispones y tu capacidad real de endeudamiento, en caso de ser necesaria. Una correcta planificación de tus recursos y posibilidades financieras evitará que se repitan efectos devastadores del pasado.

2. Evalúa la oferta disponible
Te avasallarán con artillería pesada porque los bancos quieren quitarse de encima stock de poco valor que no quieren financiar, como pisos baratos, pequeños y viejos sobre los que reciben pocas ofertas de compra. Evalúa las distintas opciones que te proponen agencias inmobiliarias y entidades bancarias y no tomes decisiones precipitadas. Fija con claridad el producto que estás buscando.

3. Visítalo y conócelo
Es importante antes de tomar ninguna decisión conocer de primera mano el producto inmobiliario en el que quieres invertir. Así minimizarás riesgos y posibles problemas. Pero ¿qué ocurre si vives en el centro y quieres invertir en la costa? Hay una solución: empresas de servicios de Personal Shopper Inmobiliario representan al comprador de la vivienda y visitan los inmuebles en nombre del comprador, al que luego envían un completo informe del estado general de la vivienda.

4. Busca asesoramiento legal

Antes de firmar nada y tener todas las garantías por parte del vendedor, solicita las escrituras al propietario para confirmar que la vivienda esté al corriente del Impuesto de Bienes Inmuebles y cumpla con todas las licencias. Si es posible, solicita con anticipación un borrador del contrato a firmar y revísalo con un experto. Recuerda firmar el contrato por duplicado, para que la parte vendedora y tú tengáis una copia cada uno.

5. Rodéate de expertos profesionales
Para realizar una operación fiable, correcta, lo más adecuada a tus necesidades y posibilidades, para evitar problemas, desplazamientos costosos e innecesarios y ahorrar tiempo y dolores de cabeza, recuerda que un Personal Shopper Inmobiliario como la empresa Somrie te representa a ti como comprador. Además te acompaña en todo el proceso de compra: antes, durante y después de la firma del contrato y te ofrece asesoramiento profesional porque en sus plantillas hay asesores fiscales, hipotecarios, decoradores, etc. Todo lo que necesitas para realizar una operación con garantías, de éxito.