Por eso, Facebook se ha animado a averiguar este tipo de datos de sus usuarios. ¿La más reciente herramienta para conocerlos? La de Crowfonding que ha instalado en su web sin ánimo de lucro. Esta aplicación es interesante ya que permitiría a los usuarios financiar su proyecto con un par de clics desde la web.

Ahora sí, ¿qué puede hacer la red social con esta información de pago? Para Amazon o Apple es obvio, ya que si un usuario compra en estas plataformas, es llevado a Amazon o iTunes automáticamente para pagar –y deja de lado a los competidores-.

Facebook por otro lado se aprovecha de estos datos ya que está creando una platorma para su Chat Messenger que se llamará ‘Los negocios en Messenger’ donde las empresas podrán ponerse en contacto directo con los usuarios de la red. Si la red social tiene la información de las tarjetas de crédito y qué ha comprado cada internauta, será mucho más fácil aconsejar a la empresa a que persona dirigirse.

En segundo lugar, Facebook está trabajando aún en “M”, su asistente virtual que te ayudará a reservar billetes de avión, regalos y todo tipo de actividad comercial –que se nutre de esta información obtenida-.

Todo esto haría a la web de Mark Zuckerberg un mejor sitio donde invertir, y donde, una vez más, la información es lo que premia.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=6017]