La serie cuenta la historia de un profesor de ciencias, con un mal sueldo, que logra convertirse en un capo de la droga en Albuquerque. Realmente, relata la vida de una persona que logra conseguir aquello que se propone, incluso superando sus propias expectativas. Esto se puede extrapolar a un emprendedor que inicia un nuevo negocio o a un nuevo producto de una marca que sale al mercado.

Según Luke Bemis, estratega de Gyro, la evolución que tiene Walter White en la serie cuando elabora la droga, resultaría también efectiva en el desarrollo de una marca. Los 3 principios clave serían:

1. Tener visión de futuro.

Lo que hagas hoy tendrás una repercusión en el futuro así que ten siempre presente lo que esperas de tus actos en el presente.

2. Construir tu marca.

Hay que elaborar productos destacando sus puntos fuertes y sabiendo cómo hay que expandir la marca para llegar al público que deseas.

3. Enseña a tus vendedores.

Cualquiera no puede comerciar con el producto, tienes que dejar claro a tus vendedores cuál es tu estrategia para que ellos tengan presente tu idea a la hora de las ventas.

Walter White tenía una idea, y fue con ella fue hasta el final. Su personalidad fue cambiando hasta llegar a ser quien realmente era. Él se transformó junto a su producto, y finalmente… El final dejamos que lo averigüéis vosotros viendo la serie completa.