En Airbnb hemos visto de todo. Mansiones millonarias, habitaciones flotantes, cabañas perdidas en la naturaleza… Pero ahora se ha decidido a dar un salto más (y bien alto). Lufthansa ha empezado a ofertar asientos de sus aviones a través de Airbnb para vuelos entre Frankfut y Nueva York, a un precio de 699 euros el viaje (ida y vuelta).

La semana pasada, la compañía anunció que sus reservas con antelación, sobre todo de larga distancia, se habían reducido significativamente. En su defensa, la empresa explicó que esta disminución se debe principalmente a los “repetidos ataques terroristas en Europa y a la incertidumbre política y económica”.

Según el portal Quartz, esta es la primera vez que una aerolínea ofrece vuelos en una plataforma con una naturaleza similar a la de Airbnb. No obstante, la aerolínea holandesa KLM ya ha ofrecido previamente una noche en un jet estacionado en el aeropuerto de Schiphol en Amsterdam.

Lufthansa no está en sus mejores momentos, después de que la compañía sufriera una ola de huelgas y la competencia de las aerolíneas low cost, esperan mejorar sus cifras con esta promoción (solo disponible del 23 de agosto al 15 de diciembre de 2016).