Sin embargo, es importante recordar que la dilación es un problema psicológico que puede ser revertida con algunos hacks simples.

Planifica tu día en bloques de 15 minutos. Así evitarás perder el tiempo y aprovechar éste de una forma realista.

Crea metas S.M.A.R.T. Una meta sin un plan es sólo un deseo, este tipo de metas lucharán contra la dilación. Este marco requiere la creación de objetivos que sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y de duración determinada.

El denominado método George Washington. Es el que consiste en elegir un punto arbitrario en su día y establecer esto como el mediodía. A continuación, seguir adelante en segmentos, pero solo centrándote en la hora que estás actualmente. Es simplemente otra manera de organizar tu tiempo. Esta es en realidad es la estrategia que el personal de limpieza de la Casa Blanca sigue utilizando hoy en día.

Retira las distracciones de tu lugar de trabajo. Todo el mundo quiere tener una oficina divertida, pero los espacios de trabajo demasiado cargados son lamentablemente muy molestos y propicios a la dilación. Si eres realmente serio acerca de mantener la concentración, es necesario crear un espacio de trabajo libre de distracciones. Por ejemplo, alejar el ordenador de la ventana.

Una de las mejores cosas que puede hacer es encontrar alguna responsabilidad superior si no tienes jefe. Si trabajas desde casa, puedes pedirle a tu esposa que compruebe todos los días algo de lo que has hecho. Si tienes un amigo cercano o un colega que está en la misma industria, entonces podríais hacer una llamada de progreso diario con él.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=7649]