Samsung presenta los Samsung Galaxy S9 y S9+, los smartphones que reinventan la forma de comunicar, compartir y experimentar el mundo y que están preparados para una nueva era en la que los usuarios se comunican y expresan cada vez con más imágenes, vídeos y emojis.

Estos nuevos smartphones, a la venta desde hoy, ofrecen la mejor experiencia de entretenimiento gracias a sus potentes altavoces estéreo calibrados por AKG, al sonido inmersivo que proporciona la tecnología Dolby Atmos y a una Pantalla Infinita refinada de extremo a extremo, un elemento de identidad en el lenguaje de diseño de Samsung. Además, los Galaxy S9 y S9+ vienen con la nueva aplicación SmartThings, una característica que los convierte en el hub central desde el cual gestionar todos los aspectos relacionados con el estilo de vida conectado, tanto en el hogar como en la oficina o en movimiento.

El público demanda que la cámara de su smartphone disponga de la última tecnología, que les permita expresarse con la mejor calidad de imagen y que dispongan de herramientas que les faciliten contar por sí mismos su propia historia. Eso ha hecho Samsung en los Galaxy S9 y S9+. Ambos personifican la innovación con la cámara avanzada de Samsung gracias a la nueva lente Dual Aperture que hace posible que esta cámara esté preparada para condiciones de poca luz e incorpore funciones como grabación de vídeo Super Slow-mo, AR Emojis o Cámara Super Low Light.

“La manera en la que utilizamos los smartphones ha cambiando conforme ha evolucionado la forma en la que nos comunicamos y expresamos”, afirma DJ Koh, presidente de la división IT & Mobile Communications de Samsung Electronics.

Los Galaxy S9 y S9+, disponibles en los colores Negro Medianoche, Azul Coral y en el nuevo tono Lila Púrpura, llevan la monitorización de la salud a un nuevo nivel con un sensor óptico mejorado que va incorporado en el dispositivo, proporcionando información más completa y precisa acerca del estado de salud del usuario. Además, proporcionan al usuario la tranquilidad de saber que su smartphone está protegido por Knox 3.1, la última versión de la plataforma de seguridad de Samsung.