Para captar la atención de los clientes es fundamental promocionar y diferenciar un negocio. Pero si te encuentras en una situación complicada en cuanto a recursos se refiere, seguramente no puedas gastarte gran parte del presupuesto en grandes carteles, anuncios por la radio, o publicidad en periódicos. La buena noticia es que existen otras claves, unos consejos efectivos y además son low cost. Es posible promocionar o hacer conocer tu empresa con un presupuesto bajo, solo necesitas ser estratégico en cuanto a gastos se refiere:

Redes sociales

Casi todo el mundo tienen redes sociales a día de hoy: Facebook, Twitter, Instagram, o incluso LinkedIn. Precisamente por esto, tu negocio también debería tenerlas. Crear una red social conseguirá que tu negocio esté a la vista de los potenciales clientes. Esto puede ser costoso si no lo realizas de la forma adecuada. Utiliza las plataformas gratuitas y consigue que tus clientes habituales dejen comentarios en tus páginas para alentar a los nuevos clientes. Puedes publicar contenido sobre tus productos y servicios, todo lo que te diferencia de los demás.

Página web

Aunque pienses que tu empresa es demasiado pequeña para tener una página web, has de ser consciente de la importancia que tienen en la actualidad. Cuando las personas busquen tu negocio online, debe aparecer en primero de todos en el buscador. Y si las personas buscan por el producto o servicio que ofreces en tu área, también tiene que aparecer en las primeras opciones. Por ello es tan importante cuidar el SEO de las páginas web. Para lograr que tu página web sea más efectiva, debes dejar muy clara la información sobre tu negocio. Los usuarios deben encontrar con facilidad tu ubicación, tu horario de apertura y tu información de contacto. Además, es vital que la web contenga la información básica sobre tus productos o servicios. Nunca está de más incluir un blog.

Asociaciones con otros negocios locales

También puedes intentar asociarte con otros pequeños negocios que se encuentren en tu zona. Podéis promocionar el negocio de cada uno dentro de vuestros propios negocios. Por ejemplo, podéis repartir flyers el uno del otro. No hace falta decir que obviamente no os podéis asociar con un competidor. La mejor idea es asociarte con negocios que ofrezcan productos o servicios complementarios a los que ofreces tú.

Existen muchas más ideas, pero estas son un buen lugar para empezar. No dejes que el tamaño de tu negocio te intimide a la hora de intentar expandirlo. Si lo pienses bien, muchos negocios grandes como Starbucks, empezaron con una pequeña tienda y pocos recursos.