Programar una reunión. Incluso si tu empresa no cuenta con un proceso formal de revisión, sé proactivo. Nadie puede ser dueño de tu carrera mejor que tú. Programar una reunión con tu jefe para revisar su desempeño durante todo el año.

Establece nuevas metas. Tómate el tiempo para reflexionar sobre dónde quieres ver a tu carrera en 2016. Tal vez estás compitiendo por un aumento o para ser más competente en tu función actual.

Entabla relaciones y busca contactos durante las vacaciones. Muchas de las mejores conversaciones surgen en un entorno más relajado y con gente nueva e interesante.

Aprovecha los días festivos de tu oficina para organizarte.

Inscríbete en desarrollo profesional. Sé estratégico sobre las habilidades que quieres desarrollar y tómate el tiempo para crear un calendario de ferias, conferencias y seminarios profesionales para el próximo año.

Recoge los logros del pasado año. Estos logros serán muy útiles en futuras entrevistas de trabajo.

Revisa tu currículum. Incluso si no estás buscando un trabajo, revista tu currículum cada cierto tiempo. Tu curriculum vitae debe ser un documento vivo que se actualiza constantemente con las responsabilidades y logros adicionales.

Limpia tu escritorio. Un escritorio desordenado es un signo de una mente desordenada. Eliminando el desorden y averigua qué elementos pueden hacer que trabajes de manera más eficiente.

Actualiza tus perfiles de redes sociales. Tómate el tiempo para analizar sus perfiles online y evaluar las redes sociales que mejor encajen en ti. Estas plataformas online son tu mejor representación.