La transparencia, por lo tanto, se configura como un valor emergente para mantener a los empleados motivados y promover el optimismo de cara al cambio.

– Informa de las nuevas incorporaciones a la plantilla. Deja claro quiénes son, qué trabajo van a realizar y en qué departamento van a trabajar.

-Comparte las últimas noticias sobre la rentabilidad de la empresa: cómo ha variado desde que decidisteis crecer.

-Por muy grande y geográficamente diversa que llegue a ser la empresa, es importante conectar individualmente con tus empleados. Los nuevos empleados querrán la misma atención que tuviste con los veteranos cuando la empresa estaba empezando.