Loreto Ordóñez, CEO de Engie España, asegura que nuestro país es un referente en materia energética y que se encuentra en una posición favorable para cumplir los objetivos de 2020.

Más de dos décadas trabajando en el sector energético avalan la experiencia de Loreto Ordóñez. Como CEO de la filial española del grupo energético ENGIE lidera la implantación de la nueva marca en España.

Lleva al frente de la dirección de ENGIE España algo más de seis años y hace dos comenzaron un proceso de integración de la actividad de energía y la de servicios bajo esta marca. ¿Cómo está siendo la evolución?

El proceso está siendo positivo y enriquecedor. En la actualidad, gracias a las sinergias obtenidas por la integración de las actividades de energía y servicios, ofrecemos una cobertura global y diferenciadora a nuestros clientes. Cubrimos todo el ciclo energético acometiendo proyectos integrales que incluyen desde la financiación al diseño, la instalación, el mantenimiento y la venta de energía. Todo ello nos ha permitido situarnos en una posición inmejorable para convertirnos en el socio energético de nuestros clientes.

¿Cómo es el crecimiento y consolidación de ENGIE en España?

ENGIE está experimentando una trayectoria alcista en el mercado español. En lo que se refiere a la actividad de nuestra área de servicios, el año 2017 ha supuesto un cambio de tendencia  que nos ha permitido incrementar nuestra cartera de clientes en comparación con el ejercicio anterior. Sin lugar a dudas, esta  evolución viene respaldada por la confianza que el Grupo ENGIE está depositando en España con nuevas inversiones y proyectos.

¿Cuáles son los objetivos a corto y medio plazo a nivel nacional?

Principalmente queremos consolidar nuestra propuesta de socio estratégico en materia energética, ayudando a nuestros clientes con una oferta cada vez más global. En paralelo, estamos presentando nuevos modelos de comercialización de energía que permitan a las empresas un mayor compromiso con la sostenibilidad. Y en lo que se refiere a la eficiencia energética, queremos mantener nuestra posición de líderes ofreciendo una solución integral que contemple diseño, ejecución, operación, mantenimiento y financiación. 

Desde hace muchos años su carrera profesional está ligada al sector energético. ¿Cómo lo ha visto evolucionar?

La liberalización del sector eléctrico en 1997 supuso un hito importante con la entrada de nuevos agentes tanto en la generación como en la comercialización, además de dar cabida a nuevos perfiles de accionistas. A partir de entonces el mercado se ha visto acompañado por un vaivén de cambios regulatorios que, a pesar de los esfuerzos, aún es necesaria una estrategia a largo plazo con unas bases sólidas que permitan atraer a nuevos inversores en los próximos años. Definitivamente, en la actualidad el sector se encuentra en un periodo de plena transición en donde la tecnología está jugando un papel de gran relevancia provocando, por ejemplo, nuevos hábitos de consumo. Estamos en plena transición energética.

En los últimos años, ¿nota por parte de empresas, organismos, población… un mayor apoyo al ahorro energético?

La crisis económica nos ha dejado lecciones particularmente importantes en lo que se refiere a los costes energéticos. El mensaje de la importancia  del ahorro energético,  que desde ENGIE llevamos trasmitiendo desde hace tiempo, se ha asentado en los últimos años estando plenamente presente en la actualidad. Esta mayor concienciación, por parte de toda la sociedad, unida a la presión competitiva en todos los sectores, ha motivado que cada vez más empresas se interesen por este modelo de eficiencia.

En su opinión, ¿cómo es la aceptación de nuevas energías y procesos por parte de la población?

La población es cada día más consciente de las necesidades de contribuir a una sociedad sostenible. Ejemplo de ello es la transformación que está viviendo la movilidad en nuestras ciudades con vehículos cada vez menos contaminantes. Sin embargo, su funcionamiento lleva asociado un servicio de recarga que supone un importante reto para el sector eléctrico. 

Dada su experiencia, ¿cómo ve situada a España en térmicos energéticos?

España es un referente en materia energética. Actualmente nuestro país cuenta con un sistema energético robusto, eficiente y seguro, ampliando y mejorando las infraestructuras. España se encuentra en una posición favorable para el cumplimiento de los objetivos marcados para 2020, sobre todo en el ámbito de reducción de emisiones y de participación de energías renovables en el consumo final de energía. Un dato a destacar es que España  genera el 33% de la electricidad a partir de fuentes renovables. 

¿Cuáles son sus claves para la gestión con un equipo con éxito?

Siempre me he basado en un modelo de gestión que se fundamente en la claridad de objetivos y confianza en las personas. Es esencial que los equipos dispongan de una visión clara de los objetivos globales  y sean conscientes de cómo su actividad contribuye a la consecución de los mismos. Para ello es clave contar con un canal de comunicación fluido.

¿Qué es lo que más le ha ayudado profesionalmente?

Considero que es imprescindible tener una visión global de hacia dónde quieres dirigirte, basándote en una serie de factores fundamentales: buscar una coherencia en la evolución de tu trayectoria profesional, las ganas de mejorar y aprender en todo momento, el espíritu de superación y, por supuesto, rodearte siempre del mejor equipo.