Bimba y Lola, la cadena textil de las sobrinas de Adolfo Domínguez, está a la venta. Al menos cuatro fondos de inversión internacional -KKR, Carlyle, Permira y Bain Capital- pujarán por este activo, cuyo valor se encuentra entre los 400 y 450 millones de euros, tal y como ha desvelado elEconomista.

Hace unos meses, María y Uxía Domínguez contrataron a la entidad financiera estadounidense Morgan Stanley para que fuese el encargado del proceso de venta. Según las fuentes consultadas por elEconomista, tras elaborar el cuaderno de venta y poner este documento sobre la mesa de posibles compradores, el número de ofertantes se redujo de forma considerable por el precio que piden por la cadena textil. Se rumorea que los fondos Tower Brook (exSoros) y BC Partners (el nuevo dueño de Pronovias) también podrían estar interesados en la compra.

Hoy es el último día para presentar las ofertas no vinculantes. Tras ello, comenzará la fase de auditoría legal y será en abril cuando lleguen las ofertas vinculantes. Se espera que el proceso se resuelva en el primer semestre de 2018.

Actualmente, Bimba y Lola tiene presencia en una veintena de países entre los que reparte más de 222 puntos de venta. Su objetivo para este año es ampliar esta cantidad abriendo veinte nuevas tiendas de la marca y explotar su presencia en el mercado internacional, especialmente Francia y Reino Unido. De hecho, hace unos días inauguró un nuevo establecimiento en Londres, en la misma calle donde están los grandes almacenes Harrods.

Según los resultados correspondientes al ejercicio de 2016-2017, el aumento de ventas en España y el peso de sus ingresos internacionales, la cadena textil obtuvo un beneficio neto de 16,4 millones. A su vez, en términos de facturación cerró ese ejercicio con un incremento del 32%, hasta alcanzar los 152,4 millones.