Las mujeres del sector musical están mejor representadas en la lista. Taylor Swift y Adele son las únicas mujeres dentro del Top 10, con unas ganancias de 170 millones de dólares y 80,5 millones de dólares respectivamente. Ellas están por encima de Madonna, Rihanna, Beyoncé, Jannifer Lopez, Britney Spears y Katy Perry.

Este año el ranking incluye a dos mujeres de negocios, Kim Kardashian West y Ellen DeGeneres, que se han dado a conocer en la pequeña pantalla. Kardashian se ha trasladado del mundo del reality show al de los videojuegos e incluso ha lanzado una aplicación de emojis personalizados. Y las dos, junto a Judy Sheindlin y Sofía Vergara forman parte de las mejor pagadas del mundo de la televisión.

En el sector de la gran pantalla, las diferencias son más abismales. Jennifer Lawrence y Melissa McCarthy son las únicas dos actrices que han registrado unas ganancias de más de 30,5 millones de dólares, comparado con los 11 actores de la lista. Además, no hay ninguna actriz extranjera.

De media, las mujeres blancas ganan 78 centavos por cada dólar de los hombres blancos, mientras que las mujeres latinas ganan 56 centavos y las mujeres de color ganan 64 centavos. Estos datos reflejan que la lucha por la igualdad salarial todavía es un tema pendiente. Pero en palabras de Kim Kardashian para el reportaje del último número de Forbes USA: “Si trabajas duro puedes derrumbar fronteras”.