Ver Instagram como una mera red social en la que subir fotos de tus vacaciones y de tus últimas compras es todo un error, sobre todo si tienes tu propia empresa o formas parte del departamento de comunicación de alguna.

¿Por qué es un error? La respuesta está en los datos. Instagram cuenta con 600 millones en todo el mundo, según la compañía de investigación de mercados Emarketer; de los que 12 son españoles. Además, según Forrester Research, la tasa de interacción por seguidor es de un 2,3%, superando así por a la de Facebook (0,2%) y Twitter (0,02%).

Instagram está en constante renovación con varias actualizaciones al año que cada vez son mejores y más pensadas. Por ello, ofrece numerosas opciones que hacen de esta red social la herramienta perfecta con la que aumentar la visibilidad de tu empresa y con la que crear una propia marca de una forma muy sencilla

La más conocida por todas los usuarios son los hashtag. Da igual que sepas o no escribir bien esta palabra, lo importante es que las utilices de forma provechosa pues gracias a ellas tus publicaciones podrán tener un mayor alcance puesto que ayudan a los usuarios a descubrir contenido y cuentas que seguir. Lo mejor es utilizar hashtag que tengan relación tanto con el contenido de la propia publicación como con el sector al que pertenezca tu empresa.

Otra de esas opciones es recurrir a los influencers como imagen de alguna campaña que lleves a cabo en tu empresa. Instagram es el escaparate perfecto para que tu producto o servicio se conozca y si es de la mano de una persona con una fuerte influencia en el público mejor. Para saber ese impacto que puede generar esta acción lo mejor es recurrir a otra de las opciones que ofrece esta red social: crear un perfil de empresa. Esta posibilidad llegó hace un tiempo ya a Instagram y aunque al principio estuvo reservada para empresas grandes y conocidas, esta limitación desapareció pronto. Gracias a activar el perfil de empresa podrás acceder a una serie de estadísticas con las que saber podrás saber el alcance y nivel de impresión de tus publicaciones, así como el volumen de interacciones y de crecimiento de seguidores en tu cuenta.

Una vez hayas crecido en número de seguidores y sobrepases la barrera de los 10.000, podrás utilizar una de las opciones estrella que ofrece Instagram: enlazar los ‘Stories’ que subas a una dirección web. De esta forma facilitarás al usuario el acceso al contenido/producto que estés incluyendo en esa imagen y aumentará el tráfico de visitas a tu web.