¿Pero necesariamente toda esta información es una buena idea? Una nueva investigación de los analistas del ESRI de Reino Unido han descubierto que un tercio de nosotros se siente estresado debido a la creciente cantidad de información digital que se espera a consumir en nuestro día a día en la vida.

Muchos de nosotros hemos vivido el estrés de tener que prepararse para los exámenes acumulando la mayor información posible en nuestras cabezas. Ahora la ciencia ha dado un paso adelante con una explicación.

El cerebro humano se nutre de la novedad y es impulsado a buscar constantemente la misma. Cuando la novedad está disponible en una cantidad efectivamente ilimitada, el cerebro lo convierte en exceso de trabajo, ya que trata de procesar esta información mientras se conduce a sí mismo a buscar más. Esto produce un aumento de los niveles de la hormona del estrés, que puede conducir a la confusión, pérdida de memoria y un estado de inquietud.

En pocas palabras, la tecnología digital ha evolucionado a un ritmo mucho más rápido que la evolución física de los cerebros que utilizamos para descifrar y ponerla en uso.

La Dra. Lynda Shaw, neurocientífica y psicóloga de la Universidad de Brunel, Londres, dijo a la BBC en 2012, “Realmente hemos visto que esta increíble cantidad de información nos inunda constantemente. El problema de la sobrecarga de información es realmente nuevo para el cerebro humano”.