El decálogo del buen trader frente a un Cisne Negro

Nassim Taleb es uno de estos autores a los que la crisis ha puesto de moda. Su Teoría del Cisne Negro, relativa al impacto dramático que pueden tener sobre los mercados sucesos altamente improbables pero posibles, se ha hecho un hueco en el lenguaje diario de los inversores y en los titulares de los periódicos. Hace unos días publicó en Financial Times un decálogo del buen trader de cara a un eventual Cisne Negro, con el objetivo de que los mismos errores vuelvan a cometerse en el futuro, y que supone una dura crítica contra el establishment. Precaución: contiene altas dosis de escepticismo.

El decálogo del buen trader frente a un Cisne Negro

1. “Evitar que lo frágil crezca tanto que se convierta en demasiado grande como para caer (‘too big to fail’)”.

El decálogo del buen trader frente a un Cisne Negro

2. “No socializar las pérdidas y privatizar las ganancias. Todo lo que debe ser rescatado ha de ser nacionalizado. En la Francia socialista de los 80 el Estado tomó el control de la Banca. En los Estados Unidos capitalistas de la presente década han sido los bancos quienes han tomado el control del Gobierno. Surrealista”.

El decálogo del buen trader frente a un Cisne Negro

3. “Retirar el carnet al conductor que se estrella por conducir con los ojos vendados. Si los reguladores y supervisores nos han metido en esta crisis, es suicida depositar en sus manos la solución de la misma. Hay que buscar nuevos actores no contaminados para los nuevos tiempos”.

El decálogo del buen trader frente a un Cisne Negro

4. “Premiar los éxitos y castigar los fracasos. No podemos jugar sólo a una de las caras del capitalismo. Terminar con la asimetría de aquellos sistemas de compensación, propios de la banca de inversión, que incentivan la toma de riesgos sin importar sus consecuencias”.

El decálogo del buen trader frente a un Cisne Negro

5. “Sencillez frente a complejidad. La innovación financiera debe hacer la vida más fácil y no más complicada, necesaria consecuencia del proceso de globalización y el aumento de las transacciones financieras internacionales”.

El decálogo del buen trader frente a un Cisne Negro

6. “El fin no justifica los medios. En cualquier producto financiero derivado debe primar más el fin que pretende conseguir que las consecuencias que de él se puedan derivar. Deberían prohibirse aquellas estructuras que sólo unos pocos conocen y casi ninguno entiende”.

El decálogo del buen trader frente a un Cisne Negro

7. “La confianza es patrimonio intrínseco del mercado. Todo lo que puede hacer daño a esta realidad última debe ser evitado en la medida de lo posible. Ningún gobierno debería nunca tener que “restaurar la confianza”, sino establecer los cauces para que ésta no se pierda”.

El decálogo del buen trader frente a un Cisne Negro

8. “Al drogadicto con síndrome de abstinencia no hay que darle ni una dosis. No se puede curar el exceso de crédito con más apalancamiento. La crisis actual no es temporal, sino estructural, y requiere de un largo proceso de rehabilitación”.

El decálogo del buen trader frente a un Cisne Negro

9. “El mundo debe dejar de ser esencialmente financiero. Debemos usar los mercados como depósitos de valor. Sólo los inversores profesionales pueden pasar esa barrera. Los ciudadanos debe preocuparse de sus propios negocios y/o empleos (que están bajo su control), pero no por sus posiciones financieras (que escapan al mismo)”.

El decálogo del buen trader frente a un Cisne Negro

10. “Aprovechar los huevos rotos para hacer una rica tortilla. No cabe alternativa. Hay que rehacer el sistema en su totalidad. No caben parches. Movámonos hacia un Capitalismo 2.0 donde el peso de la deuda y de la clase bancaria sea mucho más reducido y sean más las certezas que las incertidumbres”.

[td_smart_list_end]