Hace dos días reveló en Twitter que tiene una deuda de 53 millones de dólares y ha intentado llamar la atención de varios multimillonarios -como del fundador de Facebook Mark Zuckerberg, cuya fortuna es de 47 millones de dólares- para conseguir algún tipo de ayuda monetaria.

“Mark Zuckerberg invierte un millón de dólares por las ideas de Kanye West”, dijo el rapero al principio de una serie de tweets. “¿Puedes llamarme mañana? Te gusta el Hip Hop, te gusta mi arte…”, continuaba. Si West está tan endeudado como dice, algo raro le está pasando al cantante que ha recaudado unos cuantos millones dólares durante estos años, ya que recaudó 22 millones de dólares el año pasado por cuenta propia y 30 millones en 2014.

La recaudación total de West (72 millones de dólares en tres años) tendría que haber sido suficiente para evitar cualquier tipo de deuda, aunque ahora gane un poco menos que sus compañeros de la industria. Diddy recaudó 170 millones de dólares, Jay Z 159 y Dr. Dre 693. Pero según expertos de la industria, West hace menos efectivo de lo que debería, generalmente por comprometerse con costosos proyectos creativos y por gastarse grandes cantidades de dinero en situaciones en las que la mayoría de los mortales necesitaríamos una ayuda bancaría para afrontar el gasto.

Pero hay una manera simple por la que West está intentado salir del oscuro agujero financiero (en caso de que realmente lo esté): irse de gira. Eso es a lo que se dedican los cantantes de hoy en día y West tiene una manera muy creativa de venderlo. Según Pollstar, con una media de 1 millón de dólares brutos, West podría recaudar decenas de millones si es capaz de mantener sus costes bajo control.

Sin embargo, parece que la parte más difícil de todo esto es el simple hecho de salir de gira. Él ha dado 78 conciertos desde que empezó en 2013. Menos que Jay Z, que ha dado 91 a pesar de no necesitar el dinero y mucho menos que los cantantes que más ganan: Katy Perry (157) y Ed Sheeran (324). West también podría eliminar una página del manual de Diddy y Dre, quienes han colaborado con empresas como Diageo o HTC para crear exitosas marcas por su parte.

Sin duda, el rapero tiene la habilidad de llevar su situación financiera a su propio terreno sin la necesidad de recurrir a la caridad de los multimillonarios. “Para aquel que tenga dinero, todos saben que la primera regla es recurrir al dinero de los demás”, concluía West en los tweets.