Dado que se requieren tanto habilidades tecnológicas como de finanzas, aquí los seis mitos que tienes que olvidar sobre las startups.

“Una gran tecnología dará un negocio exitoso”
En absoluto, más allá de las posibilidades tecnológicas están las neuronas humanas y cómo se administren los recursos.

“Si diseñamos un buen producto, los inversores vendrán a nosotros”
Se hace falta algo más en este caso, algo más que una imagen física o corporativa. La calidad se mide en la satisfacción final del cliente, no en la inicial.

“El trabajo de negocios debe comenzar una vez que el trabajo ya esté hecho y terminado”
Falso, expertos recomiendan que los empresarios deben comenzar en primer lugar su comercialización para confirmar que tienen el interés del cliente real y un concepto de producto atractivo.

“El marketing es un mal necesario para vender soluciones débiles”
Si no confías en estas estrategias, estás perdido antes de comenzar tu aventura.

“Un servicio de soluciones gratis es la manera más rápida de acallar las malas críticas”
Has de entender que para muchos consumidores la palabra “gratuito” no es sinónimo de calidad, por lo que limítate a usarla.

Cada inversor primero ha de buscar una perspectiva empresarial que incluye la comprensión de cómo la empresa se dedica a trabajar, y luego cómo resuelve sus problemas. Marketing, ventas y una correcta distribución te darán el buen reconocimiento que mereces, si es el caso.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=7638]