Las ventas han sido siempre un departamento dirigido por los hombres, básicamente en todas las partes del mundo. Hasta el día de hoy, las mujeres han contado con muy poca representación. Según un estudio conducido por la firma Fenwick & West LLP en 2014, las mujeres solo contaban con el 11,7% de los puestos senior en las 150 empresas más importantes de Silicon Valley. Es bien sabido que las mujeres también cuentan con problemas salariales, la brecha salarial es una realidad que sigue muy presente en todas las sociedades del mundo.

Pero según la versión americana de Forbes, esto está cambiando. Las mujeres están superando todos los obstáculos que se les presentan y según sus cualidades, son más capaces que los hombres, o a menos cuentan con más ventajas a la hora de liderar un departamento de ventas. Estas son algunas de las ventajas con las que cuentan las mujeres:

Saber escuchar

La mayoría de las personas asumen que la labia es lo que hace a un buen vendedor. Esto es una falacia. La verdad es que aquellos que dominan el arte de escuchar son aquellos que logran el éxito en las ventas. Los mejores vendedores son aquellos que se toman el tiempo necesario para escuchar a sus clientes. Escuchar es una habilidad fundamental en cuanto a ventas a se refiere. El 74% de los consumidores de Estados Unidos tienen más posibilidades de comprar un producto si sienten que la otra persona les está escuchando. Las mujeres tienen una predisposición genética para mejorar sus capacidades a la hora de escuchar.

Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es la capacidad de identificar y manejar las emociones propias y las de los demás también, es una habilidad crucial en un departamento de ventas. Un estudio conducido por el grupo Korn Ferry Hat, habla de las diferencias de la inteligencia emocional en relación a los géneros. El estudio encontró que las mujeres sobresalen en 12 de las 11 competencia de la inteligencia emocional,

Colaboración

El departamento de ventas es la ley del más fuerte, las personas buscan las mejores comisiones. Aunque los tiempos han cambiado, los lobos siguen existiendo. A día de hoy la colaboración es mucho más valiosa que la competición. Muchos estudios han demostrado que las mujeres prefieren trabajar en equipo mientras que los hombres prefieren trabajar solos.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=”large” posttypes=post posts_in=37479]