El 59% de las URLs que se comparten en Twitter no se leen, ni si quiera quiénes las comparten. Los links que más visitas tienen vienen de una serie de artículos que generan mucho ruido o que tienen titulares muy exagerados. Solo el 9% de los links compartidos en Twitter acumulan el 90% de los clics. Estos resultados sugieren que por mucho impacto que tenga una noticia en la sociedad, el modo en el que se presente es lo que hará que una persona se decida por leerla, así como el debate que pueda generar.

Pero si la gente solo lee los titulares, se queda en un nivel muy básico de información y esto empobrece la capacidad de promoción con la que tradicionalmente se ha utilizado la red social. Esto significa que a pesar de que Twitter haya sido una plataforma “viva”, hay una larga fila de tweets que no generan un consistente flujo de visitas, incluso pasadas las 24 primeras horas de su publicación. ¿Estará condenando la excesiva inmediatez la popularidad de Twitter?

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=6037]