¡Vuélvete imprescindible en el trabajo!

Muchos solicitantes de empleo deciden montar su propio negocio porque piensan que es más provechoso que estar mandando miles de currículums sin correspondencia. La práctica ha demostrado que cada vez es más importante mostrarse fiel al trabajo hasta el punto de volverse indispensable. Si tus jefes y compañeros de trabajo te ven como alguien que aporta valor, será más probable que recibas compensaciones por tu esfuerzo. Por supuesto, esto es mucho más sencillo si te gusta el trabajo en el que trabajas, pero aunque pienses que no es tu empleo ideal o incluso quieras dejarlo en un tiempo, obtener una buena referencia es la mejor carta de presentación de cara a otra oportunidad.

¡Vuélvete imprescindible en el trabajo!

Conviértete en una superhéroe fuera de la oficina. No debes dejar de construir tu marca personal en ningún momento. Si durante tus horas laborales no tienes tiempo para pensar en ello, dedícale tiempo en tus horas libres. Asiste a eventos, conferencias, voluntariados… Todo lo que te haga crecer profesional y personalmente. Tus hobbies importan. Crea un blog y comparte todo lo que eres fuera de la oficina. La presencia online ayuda a construir tu marca profesional.

¡Vuélvete imprescindible en el trabajo!

Haz que tu jefe triunfe. La persona más crítica en tu trabajo es tu jefe, no tus compañeros de trabajo ni las personas que se sientan a tu lado. Tienes que hacerles sentir realmente importantes y trabajar para que triunfen. El trabajo bien hecho se reflejará en su triunfo y eso te permitirá volverte imprescindible. Haz todo aquello que te pidan, incluso cuando no te lo pidan. Participa en los proyectos que nadie quiere y estate disponible las 24 horas del día. Todo tendrá su recompensa.

¡Vuélvete imprescindible en el trabajo!

Conviértete en el experto de la materia. La mejor forma de adquirir visibilidad es convertirte en LA persona. Esfuérzate en ser el mejor, no desde una perspectiva competitiva, sino con el objetivo de mejorar la empresa. Ayuda a quienes te rodeen y aprende de tus errores. Estate despierto y fíjate en cada detalle. Pronto serás la personas de referencia.

¡Vuélvete imprescindible en el trabajo!

Crea tu propia red de contactos en el trabajo. Crea un círculo de personas a las que recurrir. Personas en las que puedas confiar, que te enseñen a crecer y a evolucionar. Construir una red consistente es muy útil para volverte imprescindible. Sabrás quién hace qué y a quién acudir en cada caso.

¡Vuélvete imprescindible en el trabajo!

Ve más allá del deber. Siempre tienes que hacer más de lo que te piden, si quieres transmitir valor, respeto y confianza.

[td_smart_list_end]