“Takumi” recoge la esencia de la artesanía. Se trata de un concepto que proviene del antiguo Japón y que Lexus ha adquirido para implementar en sus coches. Puede parecer algo simple y creativo a primera visto, pero esto dista mucho de la realidad. Los artesanos “Takumi” que trabajan en Lexus han tenido que superar una formación exigente durante muchos años. El resultado final es un automóvil con resultados óptimos, un vehículo excepcional y una experiencia extraordinaria.

Qué diferencia a los maestros Takumi

Principalmente, la unión hace la fuerza, su colaboración consigue la creación unos vehículos extraordinarios. Combinan conocimientos, habilidades e intuición. Los maestros Takumi cuentan con al menos un cuarto de siglo de experiencia. Aportan la humanidad que precisa un Lexus, un diseño de productos elaborados a mano. Combinan técnica y espíritu, prestan atención a todos y cada uno de los detalles. Llegar a ser maestro Takumi es la distinción más alta que puede conseguirse entre los ingenieros, sobre todo teniendo en cuenta que de los 7.700 trabajadores de la planta Miyata de Lexus en Kyushi, tan solo 19 de ellos son Takumi, impresionante cuanto menos.

Destreza y delicadeza por encima de todo

Por supuesto, los Takumi son expertos conocedores de las tecnologías más vanguardistas, pero muchos de sus conocimientos y capacidades son anteriores a la era digital. Cabe destacar su sentido del tacto, sus manos son sus herramientas más preciadas. Con ellas miden hasta el último milímetro todos y cada uno de los detalles. Así garantizan una calidad superior. La experiencia Takumi garantiza unos estándares nunca vistos en las fases de construcción y acabado. Muchas de las funciones robóticas han sido programadas basándose en los conocimientos de los Takumi. La tecnología de Lexus aprende y se nutre de los conocimientos de los mejores artesanos, y como resultado obtienen una mecanización artesanal.

Qué ofrece Lexus

Para empezar, Lexus ofrece la tecnología más vanguardista del mercado, combinada con un gran nivel de humanidad. Su nuevo Lexus RX, ha conseguido un acabado interior nunca visto antes, mediante la utilización del proceso de grabado láser para la forjación de paneles de madera de una precisión cuanto menos impresionante.

Además ofrece artesanía y calidad en toda su gama de vehículos. La combinación de todos sus elementos genera una experiencia exquisita tanto para conductores como para pasajeros. Sus pieles son elaboradas por los mejores artesanos, que deben contar con una experiencia que garantice una calidad insuperable en cada uno de sus modelos. El exterior de cada vehículo de Lexus también tiene un acabado impecable, con unas técnicas de pintura y pulido llevadas al siguiente nivel. Técnicas cuidadas de tal forma que es casi imposible verlas en otro marca de automóviles.

Los maestros Takumi se encargan de que todos y cada uno de los detalles del vehículo, tanto en su interior, como en el exterior, estén cuidados hasta llegar a alcanzar la perfección. Además, las pruebas de motor de Lexus no son automáticas. combinan la mejor tecnología con la revisión de los artesanos.