Así se consigue que haya más mujeres directivas

En las últimas décadas, la mujer ha adquirido un papel más activo en la vida social, política y económica. Este hecho supone un avance social que se ha logrado gracias a la incansable lucha que han llevado a cabo (y siguen llevando) ciertos movimientos con el fin de conseguir una mejora de la posición de las mujeres en la sociedad.

Sin embargo, el reto es muy difícil y aún queda mucho por lograr. La brecha en la igualdad de género en el mundo solo se cerrará dentro de cien años y se tardarán 217 años en conseguir la paridad salarial entre hombres y mujeres, según un informe del Foro Económico Mundial publicado en 2017.

La inclusión de la mujer en el mercado laboral supuso una revolución a nivel social y cultural, y dibujó el camino que seguiría la mujer trabajadora actual. Pese a que en España hay mujeres que gozan de gran poder de decisión e influencia, el informe sobre la paridad de género en el entorno corporativo publicado en 2014 por el Instituto Peterson para la Economía Internacional y el Centro de Estudios EY constata que solo el 14% de las empresas cuenta con mujeres en sus consejos de administración, mientras que el 3% tiene a una mujer ejerciendo de presidenta o consejera delegada.

Para que estos números mejoren, hay determinados factores en los que debe trabajarse para que existan más mujeres en los consejos de administración y así romper el conocido techo de cristal.

Que los colectivos valoren más el conocimiento y experiencia de las ejecutivas. Una mujer que ha estado en distintas empresas puede proveer una visión distinta a empresas de nicho donde los miembros del consejo estén enfocados en un solo sector.

Así se consigue que haya más mujeres directivas

Que las mujeres cultiven más las habilidades clave. El terreno financiero, los idiomas y la habilidad de generar ‘networking’ son capacidades fundamentales para cualquier miembro de un consejo de negocios, por lo que es recomendable que las ejecutivas tengan una preparación constante en estos temas.

Así se consigue que haya más mujeres directivas

Mantenerse visible y contar sus logros. En muchas ocasiones, cuando hay una plaza vacante, las mujeres suelen estar más preparadas para el puesto que los hombres. Sin embargo, es usual que se pregunten si están suficientemente cualificadas. Para acabar con esta inseguridad, es importante que las mujeres construyan su reputación dentro de la empresas, hablen de sus logros y mantengan visibles sus capacidades.

Así se consigue que haya más mujeres directivas

Crear una red de contactos. Las mujeres suelen tener más dificultades que los hombres en el tema de establecer redes laborales, es decir, trabajar sus contactos personales. La razón es que disponen de poco tiempo libre para fomentar sus redes informales. Por lo que es necesario buscar un tiempo para esa labor.

Así se consigue que haya más mujeres directivas

Romper con los paradigmas que dificultan la presencia de mujeres. Muchas empresas continúan con estilos de liderazgo orientados a favorecer la presencia de hombres en puestos estratégicos. Por ello, la mujer debe dejar de pensar que le dan o le quitan un puesto por cuestión de género, necesita concentrarse en qué herramienta necesita tener para mejorar su talento y ascender.

Así se consigue que haya más mujeres directivas

La conciliación de la vida laboral con la familiar. Éste es uno los obstáculos que existen para el ascenso de la mujer. Las empresas deberían adaptarse y entender que, durante un tiempo, esa trabajadora necesitará más tiempo para la vida familiar y así evitar que se vea en la obligación de elegir una cosa u otra. Lo ideal sería acordar unas medidas de flexibilización que permitan compaginar trabajo y maternidad.

Así se consigue que haya más mujeres directivas

Una educación que empiece en las escuelas. Se debe empezar a impartir cursos, charlas y a celebrar ferias y congresos con el fin de resaltar la figura y el papel de la mujer. Un ejemplo sería la campaña ‘2020 Women on Boards’ llevada a cabo en Estados Unidos.

Así se consigue que haya más mujeres directivas

Desarrollar una actitud enfocada al éxito. Los miedos son una excusa que alimenta la inseguridad. Hay que desarrollar una actitud de determinación y perseverancia para saber poner el foco en lo que realmente importa y luchar por conseguir el éxito.

[td_smart_list_end]