La mayoría de nosotros, cuando nos vestimos por la mañana, pasamos por alto la importancia de que el color de nuestros trajes. Pero si trabajas cara al público, ya sea de director de una empresa, en un negocio familiar o incluso alguien que saluda a la gente en su negocio cada mañana, los colores tienen más importancia de lo que puedes pensar.

Jill Kirsh, de Jill Kirsh Color, afirma que cada persona tiene un tono de color de ojos, pelo y piel diferente. Una paleta de colores que se ve increíble en una persona podría hacer otra mirada sin vida y zombi. La importancia de cómo el color juega un papel en la marca de una persona, y cómo el uso de los colores equivocados podría ahuyentar a los clientes potenciales y otras personas con las que asociarse, es básico. No somos conscientes pero de forma constante nos estamos exponiendo al juicio de personas en charlas grupales, entrevistas de trabajo y demás presentaciones. Averiguar qué paleta de colores usas es básico para sacarle el máximo provecho a tu armario.

Un tono que no casa con tu piel puede hacerte pasar desapercibido en un salón o incluso enmascarar el color de pelo u ojos que lucirías de mejor forma ante nuevas paletas. ¿Y tú, le das la importancia que tiene para tu negocio los colores que usas?