No son muchas las personas que usen Facebook a diario y se den cuenta de cómo van afectando los cambios que introduce la plataforma, y es lo más normal del mundo. Abres tu página de Facebook, miras lo que tengas que mirar el tiempo que lo tengas que mirar, la cierras y continúas con lo tuyo, no te paras a pensar si esa red social dominará el mundo algún día. Pero Facebook no es una de las aplicaciones más poderosas del mundo por nada, saben perfectamente lo que se hacen. La versión americana de Forbes contactó con especialista en estrategias en redes sociales, Thomas Drew, para discutir el significado de los cambios de la plataforma.

Su conclusión fue que todo lo que resulta malo para los negocios es bueno para los Influencers. Con las nuevas regulaciones de Facebook y menos contenido de outlets y negocios online en los muros de las personas, el negocio de los Influencers seguirá subiendo. Con la estrategia adecuada, en la actualidad, si un negocio se asocia con un Influencer, puede aumentar ventas y crear un compromiso por parte de los usuarios, y todo esto por Instragram. Pero las ventas se pueden lograr también por Facebook, y Zuckerberg está arriesgando el compromiso de los usuarios a corto plazo por aumentar las interacciones con los amigos y la familia.

Desde que el algoritmo de Instagram está empezando a reflejar a Facebook cada vez más, seguramente comiences a ver más contenido de tus amigos y menos de las marcas en este 2018. Pero ha de quedar claro, que los Influencers siempre van a estar por encima de las marcas. Cada Influencer tiene su propio contenido, basado en su propio estilo, y por la razón que sea causa una explosión en las redes.

Quizás no os acordéis, pero en un principio el orden de Facebook y de Instragram era cronológico, el contenido se mostraba en el orden en el que tenía que ser mostrado. Las estrategias eran mucho menos complicadas, el control era del usuario, y todo estaba en orden en el mundo social. Entonces el algoritmo explotó en 2016. Facebook e Instagram limitaron a un 30% las búsquedas de los usuarios, permitiendo al algoritmo decidir lo que tenía que aparecer en el feed de cada persona, y esto supuso el cambio de las redes sociales tal y como las conocemos.

Por tanto, según Thomas Drew, el negocio de los Influencers seguirá creciendo, y el negocio del marketing digital se encuentra en manos de Mark Zuckerberg y de los cambios que nos esperan en el futuro.