Algo de lo que quizás no te habías dado cuenta, pero que otras personas sí, es que el tiempo y el esfuerzo que pones en tu página de LinkedIn están muy relacionados con tu personalidad y con tu forma de actuar en el entorno laboral. Por ello, es muy importante que prestes especial atención a tu perfil en esta red, y también al mejor momento para publicar en ella. Si no eres cuidadoso con ello, puede que estés mostrando aspectos de tu vida profesional o de cómo te ves a ti mismo, que no quieres que los demás sepan.

Para ayudarte en tu cruzada por mejorar tu perfil, desde Forbes te dejamos algunos de los aspectos que revela tu página sin que seas consciente de ello:

¿Te estás escondiendo?

Si no pones una foto en tu perfil, te estás escondiendo. LinkedIn es la red profesional más larga del mundo con más de 530 millones de usuarios en más de 200 países. Con este volumen de actividad, muchos usuarios pueden interesarse indudablemente en aquello que te importa o que quieres obtener laboralmente. Pero si no tienes una foto de perfil, estás diciéndole al mundo: “No me mires, pasa a otra persona, no quiero que me veáis.” Por ello, cambia ese aspecto y no tengas miedo a que el mundo te vea. Muéstrale al mundo la razón por la cual deberían fijarse en ti.

Tu trabajo no te apasiona

Se aprecia claramente cómo te sientes en tu trabajo por las palabras que utilizas para describirlo. Si utilizas palabras aburridas, pasivas o que no son totalmente claras, el mensaje final es que tu trabajo no te apasiona. Las personas que están realmente apasionadas con su trabaja, lo describen de forma activa, con una vitalidad y una energía que hablan por sí mismas. Cambia las palabras o las frases aburridas de tu perfil. Encuentra una forma de expresarte que deje a la gente pensando lo mucho que te interesa tu carrera.

No eres consciente de lo que vales

Necesitas comunicar en LinkedIn lo que te hace especial, esas acciones que realizas y que suponen beneficios o crecimiento. Pero también necesitas comunicar tus diferencias, lo que te distingue de todos los demás. Aprovecha un rato que tengas libre y escribe en una lista todas las cosas que te han convertido en la persona que eres a día de hoy. Después, conecta los puntos y cambia tu perfil.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=”large” posttypes=post posts_in=11591]