Aunque puede ser complicado para las mujeres en China avanzar hacia puestos más altos, la tecnología es una de las industrias con una representación más alta de mujeres líderes, según el informe de 2014 de PwC. De hecho, un tercio de los fundadores de Alibaba, una de las startups más exitosas de china, eran mujeres.

En una entrevista del Weforum con el Shangai Daily, la empresa señalaba que muchas mujeres optan por trabajar por cuenta por cuenta propia y que se convierten en empresarias precisamente porque las oportunidades de ascenso son limitadas. En informe del Silicon Valley Bank pone en relieve otra diferencia importante entre ambos países: entre las startups entrevistadas en China, el 62% señaló que su plan a largo plazo sería una oferta pública de venta, frente al 5% que tendría pensado ser adquiridas. Estados Unidos tiene metas diferentes. El 56% de las nuevas empresas dijo que está preparando su camino hacia la adquisición y el 17% apostaría por una OPV.