Ocasiones en las que es buena idea procrastinar

Procrastinar no siempre tiene por qué ser negativo. Eso sí, como en todo, la mesura es necesaria. Procrastinar con prudencia puede ayudarnos a obtener mejores resultados, por ejemplo, al darnos más tiempo a pensar y obtener mejores ideas producto de la calma. En esta fotogalería te presentamos 5 situaciones en las que es positivo procrastinar según los expertos consultados por la revista Money.

Ocasiones en las que es buena idea procrastinar

Cuando tienes por delante gran proyecto. Un artículo del New York Times cuenta la historia de un experimento en el que los participantes tenían que proponer nuevas ideas de negocio divididos en dos grupos. Tras escuchar las indicaciones, el primero comenzó inmediatamente con un brainstorming, el segundo, sin embargo, estuvo 5 minutos jugando al solitario y al buscaminas. Las conclusiones determinaron que las ideas del segundo grupo eran un 28% más creativas. La clave es saber cuánto tiempo exacto puedes permitirte procrastinar.

Ocasiones en las que es buena idea procrastinar

Cuando tienes que preparar una presentación. “Si quieres que tu presentación parezca fresca es mejor hacer la prepararla en el último momento”, asegura Frank Partnoy, profesor de derecho y finanzas de la Universidad de San Diego. Esto no sólo hace que los temas permanezcan frescos en tu memoria, sino que, además, si lo haces con una noche de sueño por delante, se afianzan en tu memoria. Un reciente estudio de la Universidad de Bristol sostiene la teoría de que dormir ayuda a consolidar los recuerdos importantes, reteniendo los puntos clave.

Ocasiones en las que es buena idea procrastinar

Si vas a contratar un nuevo empleado. Rory Vaden, cofundador de Southwestern Consulting, considera que postergar un poco la toma de una decisión es positivo porque da tiempo para sopesar los pros y los contras y elegir mejor. Lo más recomendable es esperar al inicio de la semana siguiente para elegir con la mente clara y más energía, ya que un estudio realizado por psicólogos de Stanford y Princeton reveló que la sobrecarga de información puede alterar el proceso de toma de decisiones y hacer que se dé más peso a la información no relevante.

Ocasiones en las que es buena idea procrastinar

Cuando tienes que realizar un desembolso importante. Un estudio publicado en la revista PLoS ONE encontró que aunque sólo se retrase la toma de una decisión 50 milisegundos, la exactitud en la respuesta aumenta un 75%. Además, Rory Vaden considera que esperar un poco siempre es positivo porque puede aparecer una nueva oferta o hacernos ver si estamos gastando demasiado sólo por un impulso.

Ocasiones en las que es buena idea procrastinar

A la hora de limpiar la bandeja de entrada de tu correo electrónico. “No puedes ignorar tu correo electrónico siempre, pero puedes ignorarlo justo cuando llega para seguir haciendo cosas más importantes”, asegura Vaden. Partnoy por su parte defiende también la procrastinación con otro añadido positivo: evitar responder de mala manera. “A menudo respondemos demasiado rápido y con algún tipo de reacción emocional, ya sea ira o la excitación. Es mejor tomar algún tiempo adicional para procesar la información que recibimos” y así dar la respuesta más adecuada.

[td_smart_list_end]