Solarin es un smartphone creado para aquellos que más temen por el tráfico de sus archivos personales: los ricos y famosos. Personalidades como Leonardo DiCaprio y Tom Hardy acudieron a su presentación a finales del pasado mes en Londres a la espera de encontrarse con “el smartphone más seguro del mundo” según su fabricante.

Este teléfono inteligente de alta gama ha sido creado por la startup Sirin Labs y tiene a sus espaldas casi dos años y medio de trabajo. ¿Su punto fuerte? Un sistema de cifrado de nivel militar que permite a los usuarios proteger sus llamadas, mensajes y archivos personales de posibles hackeos.

Los elementos que hacen de este teléfono el smartphone con “la protección de privacidad más sólida del mundo”, según sus creadores, son la protección de Zimperium y el cifrado chip-to-chip AES de 256 bits.

Además, el teléfono también está pensado para personas que viajan mucho como las celebridades, ya que está optimizado para funcionar en todo el mundo a gran velocidad como si se tratara de un teléfono local.

Cabe mencionar también que el resto de funciones del teléfono también son de alta calidad, ya que Solarin posee, entre otras cosas, una cámara de 23,8 píxeles, flash frontal y pantalla IPS LED con resolución de 2K. También cuenta con un sistema de tres altavoces conectados a un amplificador inteligente que maximiza el volumen y controla la distorsión llegando a alcanzar los 90 decibelios.

Sin embargo, su diseño nos e corresponde con el que cualquier podría esperar de un teléfono hecho para celebridades, y es que Sirin Labs ha prescindido de la decoración ostentosa a la hora de diseñar Solarin. El teléfono únicamente se halla recubierto de titanio y cuero en un diseño realizado por Karim Rashid, diseñador industrial que ha colaborado con firmas de prestigio como Armani o Veuve Clicquot. En cuanto al precio, el modelo más básico de Solarin cuesta casi 17.000 dólares.