Livia Cevolini tenía 36 años cuando fundó Energica Motor Company, un fabricante italiano de motocicletas eléctricas de alto rendimiento. Energica tiene su base en la región italiana Emilia-Romagna, también conocida como el “Valle del Motor” y hogar de firmas como Lamborghini, Maserati, Ferrari y Ducati. Según contó Cevolini a la versión americana de Forbes, le resultó muy complicado tener éxito en un mundo claramente liderado por hombres.

“La industria del automotor, incluyendo las motocicletas, está dominada por hombres principalmente. Pero esto está cambiando.” Según Cevolini. Con el aumento de las mujeres interesadas por el mundo del motor, se está produciendo el cambio que muchas estaban esperando.

Cevolini estudió ingeniería en la Universidad de Modena a principios de los 2000, y aproximadamente el 90% de su clase eran hombres. Para Cevolini, la minoría que formaba junto a las demás mujeres, era un grupo más determinado y comprometido que el de los hombres, pero ni si quiera les dieron el beneficio de la duda en cuento a intelecto o habilidades se refiere. “Los profesores y los compañeros de clase actuaban como si las chicas no pudieran entender las clases, pero por supuesto esto no era así.”

Cevolini recalca que los profesores preguntaban específicamente a las estudiantes si habían entendido el material cubierto durante la clase, pero no se lo preguntaba a los estudiantes, asumiendo que habían absorbido todos los conceptos. Cuando las estudiantes contestaban afirmativamente, la clase seguía su curso y se pasaba a cubrir otros temas.

En lugar de hundirse, Cevolini utilizó las bajas expectativas de sus profesores y de sus compañeros de clase para destacar entre todos ellos, convirtiéndose en la mejor de toda su clase. Pero no solo sufrió desigualdad dentro de las aulas, también lo hizo cuando trabajó como ingeniera para Ferrari, donde más de una vez le preguntaron si era periodista o una de esas chicas que se pasea con un paraguas.

Por ello, a pesar de todas las situaciones de inferioridad que tuvo que afrontar, en 2014 fundó Energica en su ciudad natal, Modena. En 2016 salió a la bolsa italiana y esto facilitó su crecimiento internacional. “Lo mejor es demostrar que eres tan buena como un hombre, o incluso mejor en tu propio trabajo.”

Cevolini no conoce a Elon Musk en persona, pero siente un gran respeto por él ya que le considera el pionero de la industria eléctrica.