Strava planea realizar una serie de cambios en su plataforma durante el próximo año

Según ha contado el presidente de Strava James Quarles, a la revista americana Business Insider, la plataforma pretende convertirse en una red social tradicional. Esto puede resultar chocante a primera vista ya que Strava es una aplicación relacionada con la actividad física. Pero James Quarles formó parte del equipo de Facebook e Instagram y sabe lo que se hace.

La compañía, que compite con otras aplicaciones como Runkeeper, My Fitness Pal, Endomondo y Nike+ Running, ha empezado a lanzar pequeños cambios. En octubre permitieron compartir posts no relacionados con la actividad física realizada, es decir, una foto o un link por ejemplo.

Desde que los cambios fueron implantados, los usuarios de Strava han sido capaces de compartir fotografías o collages de carreras, de ciclismo, de muchos deportes en general, así como compartir algunos artículos de interés general. Strava fue fundada en San Francisco en 2009, y a día de hoy cuenta con 10 millones de usuarios en todo el mundo. El ciclismo y el running son de lejos las actividades más populares entre los usuarios de la aplicación. La aplicación también permite a los usuarios seguir sus sesiones de escalada, natación y sus sesiones en el gimnasio, entre muchas otras actividades.

Fuente: Blog Strava

Muchos más cambios están en la mira de Strava, según Quarles. “Queremos hacer las cosas más fáciles para las personas que viajan, que puedan encontrar el mejor lugar para realizar un deporte.”

Strava ha querido mantener la neutralidad en todo momento para alcanzar el mayor número de personas, o así es como lo describe su Presidente: “Esta estrategia abierta en la cual somos en cierta parta Suiza en cuanto al ejercicio se refiere, nos ha servido mucho y creo que estamos muy comprometidos con ello.” No tienen planes de cambiar su base como tal, quieren mantener su esencia mejorando pequeñas partes de la aplicación, alcanzando a más gente.

No planean desarrollar sus propios dispositivos ya que creen que es otro tipo de industria diferente, una más complicada y que por el momento no deben abordar. Por ello, van a seguir desarrollando su idea para hacer Strava más divertida e interesante para los consumidores, sin cambiar sus bases estructurales.