Helsinki está viviendo un momento económico vibrante, cuenta con nada más y nada menos que 500 nuevas startups, así como con una horda de nuevos emprendedores hambrientos por entrar en escena. Las inversiones en las startups tecnológicas aumentaron un 42% en 2016, y se han cuadriplicado desde el 2011.

Por ello, existen tres hábitos de los fineses que todos deberíamos integrar en nuestros organismos para conseguir más éxito en los negocios:

Sisu: Termina el trabajo sin importar lo demás

El término “sisu” es único e imposible de traducir en ningún otro idioma. Pero engloba perseverancia, fuerza de voluntad, resistencia, determinación y capacidad de supervivencia. Engloba una filosofía por la cual es fundamental terminar el trabajo sin importar lo demás, pero más importante, hacerlo con integridad. El sisu no significa conseguir lo que quieres, es una calidad que te exige actuar ante la adversidad, aprender de los errores, cumplir tus promesas y avanzar para obtener tus metas, no ponerte excusas.

No importa el campo o la pasión empresarial que elijas perseguir, lo importante es que lo hagas con la filosofía del “sisu”: sé persistente en tus metas, termina el trabajo bien, protege tu integridad y comprométete con el éxito.

La cultura de la sauna: Trata a todas las personas con el mismo nivel de respeto

La sauna es una parte fundamental de la cultura finesa, la media es de una sauna por cada hogar en Finlandia. También es el sitio al que acuden los fineses para relajarse física y mentalmente. Es un especio respetuoso donde las personas construyen relaciones, ya sean de amistad, acuerdos, o decisiones políticas y empresariales.

No importa el estatus social, todo el mundo en la sauna está desnudo. Los fineses son conocidos por su diplomacia y su éxito democrático, y esta tradición es el reflejo de una cultura que cree que al final del día, somos todos iguales.

Aprecia el contraste

Finlandia es un país de extremos, tanto geográfica como culturalmente. Las personas pueden parecer muy hostiles al principio pero son tremendamente hospitalarias. Son conocidos por su modestia pero sienten un orgullo tremendo hacia los logros de su país. Se bañan en lagos congelados para después ir a una sauna, y la lista es muy larga.

Por ello, aprecia los extremos en el terreno laboral y no tengas miedo, no pienses en ellos como algo negativo.

Celinne Da Costa