Del total de obras públicas emprendidas en este primer cuatrimestre –por valor de 3.056 millones de euros– desde todas las administraciones estatales, solo el 3,5% de las mismas corresponden a líneas de alta velocidad. Concretamente la finalización o desarrollo del AVE a Zamora, Palencia y León. Aún así, todavía están pendientes de conclusión algunas conexiones como la de Castellón, Murcia y Granada, la de Extremadura o el AVE a Galicia.

Desde el Ministerio de Fomento, sin embargo, no han dejado de emprender obras públicas: poco más de 1.500 millones representan los promociones afrontadas, casi la mitad del total. La licitación hasta abril ha estado especialmente enfocada en la conservación y mantenimiento de carreteras que crecieron un 112% (más del doble que el pasado año) y en la consecución y avance de algunos proyectos aeroportuarios (inversiones que en el caso de aeropuertos se llegaron a multiplicar este año por seis; y se triplicaron en el caso de trabajos portuarios).