Algunos de los temas del informe de 2016 provenían del informe de 2015, pero con una diferencia: el cambio de nombre lo ha hecho un poco complicado de digerir. Por ejemplo, cambiar el concepto de “reinventar el departamento de Recursos Humanos” (informe de 2015) por “cambiar las habilidades de organización de Recursos Humanos” (informe 2016) o “Recursos Humanos y personas de análisis” (informe 2015) por “Recursos Humanos digitales” o “personas analíticas”. Mientras que los informes son siempre buenos puntos de partida para obtener ideas, hay muchos de ellos de diferentes compañías. A menudo no están de acuerdo entre sí, por eso es conveniente actuar siempre sobre lo que se sabe por la investigación de la propia empresa (siendo conscientes de lo que se muestra en otras empresas).

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11350]