Dado que la inmensa mayoría de usuarios de Airbnb son jóvenes que optan por alquilar un alojamiento con amigos

Tal y como han informado fuentes de Bloomberg, el objetivo de esta nueva herramienta es, por una parte, evitar problemas a terceros por prácticas molestas llevadas a cabo en un alojamiento Airbnb, y por otro, proporcionar más información a los dueños de los apartamentos sobre el uso dado a su casa, más allá del estado en que se haya dejado el inmueble.

Esta nueva iniciativa permitirá a los vecinos quejarse online en la propia plataforma cuando los inquilinos de un apartamento Airbnb monten escándalo o lleven a cabo otras malas prácticas. “Una de las cuestiones más importantes a las que se enfrenta la economía del compartir es cómo coexisten las personas que optan por formar parte de ella con las que no lo hacen. Nuestro primer paso en esta dirección es dar a los vecinos la oportunidad de comentar o quejarse”, han anunciado desde Airbnb. Y concretamente podrán hacerlo a través de un formulario que el soporte de cliente de la plataforma revisará cuidadosamente.

Aunque todavía no han trascendido demasiados detalles sobre este proyecto parece que Japón será el primer país en el que se pondrá en marcha la iniciativa, dado que es uno de los lugares donde Airbnb ha experimentado un mayor crecimiento.