Las hermanas María y Uxía Domínguez, creadoras y propietarias de la firma Bimba y Lola, continúan en la línea que iniciaron hace unos años de expansión de la firma en el extranjero con la ayuda de socios financieros. Esta misión pasa por la búsqueda de apoyos, que saldrá al mercado a comienzos del nuevo 2018, aunque las conversaciones preliminares ya se han iniciado con diversas entidades e inversores, según apunta Expansión. Actualmente, los ingresos de la marca relacionados con ventas internacionales alcanzan un 29%, y quiere seguir evolucionando en esta dirección.

Si bien inicialmente el traspaso se planteaba como la cesión de un paquete minoritario de acciones de la empresa -que está valorada en 450 millones de euros- parece que la compra que se negocia ahora podrá alcanzar el 70% del capital de la empresa, dejando al futuro inversor en una sólida posición de control dentro de la firma.

Las hijas del creador de Purificación García y sobrinas de Adolfo Domínguez lanzaron Bimba y Lola en 2007 y hace 3 años sopesaban la venta de una participación minoritaria de la cadena de moda para fortalecer su balance. Ahora ya se han sentado con varios bancos nacionales e internacionales para estudiar la mejor fórmula para obtener el capital necesario para su expansión exterior. Lazard, Rothschild y Arcano son algunos de los asesores con los que las gallegas han entablado conversaciones hasta la fecha.

Actualmente, la firma suma 221 puntos de venta, de los cuales 90 son tiendas propias y el resto, espacios alquilados o locales en régimen de franquicia. En los próximos meses, Bimba y Lola prevé superar los 230 puntos de venta.