Facebook y Microsoft se han aliado con la española Telefónica para hacer realidad un ambicioso proyecto de cableado transoceánico. Se trata de MAREA, un cable soterrado a 6.600 kilómetros de profundidad que cruzará el océano Atlántico desde Virginia hasta España.

Con este nuevo gran cable, las tres empresas buscan hacer frente a la enorme cantidad de datos que manejan cada día a una mayor velocidad. Tanto lo que se almacena en Facebook como lo que alberga la nube de Microsoft, son grandes cantidades de datos que necesitan un plan B. Ese plan B es MAREA.

El cable transoceánico permitirá que los datos viajen a velocidades de hasta 160 terabytes por segundo y los encargados de convertirlo en una realidad tangible serán los empleados de la división de infraestructura de Telefónica Telxius.

No obstante, de la velocidad de este cable no se beneficiaran tan sólo Facebook y Microsoft, sino que la idea es vender los servicios de MAREA a otras compañías que pudieran estar interesadas en la alta velocidad.

Por otro lado, la razón de haber escogido Virginia como línea de salida no es otra más que el hecho de que tanto Facebook como Microsoft tienen en esta ubicación centros de datos. ¿Y por qué se ha colocado la línea de meta en España? Muy sencillo, porque es la puerta a Europa y África.

Por último, según han anunciado las tres empresas tras hacer público su proyecto, las obras de construcción comenzarán en agosto de este mismo año y tardarán, aproximadamente, un año en ser terminadas.