Cómo dimitir con estilo

Has conseguido una oferta en ese trabajo con el que tanto soñabas, o directamente te has decidido a dejar ese que tan poco te llena. En cualquiera de los casos, ¡bien por ti! Sin embargo, una vez pasada la euforia inicial, es hora de sentarte a pensar cómo dimitir con estilo. Da igual lo mal que te lleves con tu jefe o compañeros, lo harto que estés o lo poco que te apetezca; no olvides que, en el futuro, alguien puede llamar a tu exjefe para pedir referencias sobre ti, o incluso que si las cosas no salen bien puedes querer regresar a tu antiguo puesto.

Cómo dimitir con estilo

1. Prepara el proceso con antelación
Antes de dimitir, prepárate. Trata de dejar cerrados los proyectos importantes para no dejar a tus compañeros en la estacada, no te ofrezcas voluntario para nuevas iniciativas en las que no vas a poder participar e intenta dejar bien atados los programas a largo plazo de los que te has venido ocupando.

Cómo dimitir con estilo

2. Empieza a llevarte cosas a casa
Hay empresas que no se toman demasiado bien las dimisiones y obligan al empleado desertor a dejar su puesto el mismo día en que comunica su renuncia. Por eso lo más inteligente es que en ese momento ya tengas copiado en un pen drive todo lo que quieras conservar del ordenador de la oficina y ya te hayas llevado algunas cosas a casa.

Cómo dimitir con estilo

3. Planea un momento para hablar tranquilamente con tu jefe
Recuerda en todo momento que tu renuncia puede ser un duro golpe para la empresa y para tu jefe. No seas cobarde y ni se te ocurra recurrir al email o al teléfono: concierta un encuentro con tu superior y, sin prisas y con la puerta cerrada, explícale tu decisión lo mejor que puedas.

Cómo dimitir con estilo

4. No des demasiadas explicaciones
Ni tu jefe ni tus compañeros tienen por qué saber a dónde te vas, cuáles son tus motivos o cuánto te van a pagar en tu nuevo trabajo. “Me hicieron una oferta que no pude rechazar” es la mejor de las respuestas.

Cómo dimitir con estilo

5. Céntrate en lo positivo
Por mucho que detestes a tu jefe, mientras le comunicas tu decisión regálale algunos piropos y dale las gracias.

Cómo dimitir con estilo

6. Rechaza una contraoferta
Ahora que por fin has tomado la decisión, no caigas en la tentación solo porque te pongan delante una oferta golosa. Mantente en tus trece y recuerda por qué decidiste dimitir, y deja claro que te vas a ir pase lo que pase.

Cómo dimitir con estilo

7. Ofrece tu ayuda para facilitar la transición
Una vez ya has comunicado que te vas, da igual que te quede una semana o un mes en la empresa: ayuda a tus colegas a absorber el trabajo que tú realizabas. Entrena a la persona que te va a sustituir.

Cómo dimitir con estilo

8. Ten algún detalle el último día
Una caja de bombones para todos no cuesta nada y dice mucho.

[td_smart_list_end]