Según los expertos, dentro de cinco años el mercado laboral estará marcado por una importante reducción del desesmpleo, pero también por las dificultades de las empresas para encontrar a trabajadores con verdadero talento. Laura Cespedosa, reclutadora y coach, ha publicado en el portal de búsqueda de empleo Infojobs un artículo en el que revela cuáles serán las competencias más valiosas en un lustro de cara a encontrar o mantener un puesto de trabajo.

1. Inglés fluido. Vivimos una época en la que la globalización avanza a pasos agigantados, por lo que, lejos ya de ser una mera ventaja competitiva, el dominio del inglés es un requisito ineludible para prácticamente cualquier empleo.

2. Movilidad. Actualmente la mayoría de empresas tienen filiales u oficinas en otros puntos del globo, y por ello se valorará muy positivamente la disposición para viajar y el no tener miedo a desplazarse durante unos años a otro país.

3. Marca personal. En un mundo cada vez más competitivo trabajar la marca personal es cada vez más esencial. Las redes sociales y las nuevas tecnologías nos ofrecen una ventana privilegiada para mostrar a los demás nuestras virtudes y capacidades, aquello que nos diferencia del resto y que hará que el recruiter te quiera a ti y no a otro para el puesto que deseas.

4. HAT. O “Humano Avanzado Tecnológico”. Ya no vale con poner en el currículum un aséptico “conocimientos básicos de Word y Excel”: el manejo de las nuevas tecnologías, así como de los nuevos conceptos que van surgiendo de ella y adueñándose de nuestro lenguaje cotidiano será imprescindible.

5. Reinventarse. En nuestra cultura un cambio de trabajo supone un auténtico drama; pocas personas lo ven como una oportunidad para volver a empezar con nuevos proyectos e ilusiones, sino que a los ojos de la mayoría es una auténtica desgracia. Ante un horizonte en el que mucho de los puestos de trabajo que hoy conocemos desaparecerán o simplemente se automatizarán hay que estar abierto a un cambio de rumbo y no cerrarse ninguna puerta.