Empieza por no dar una respuesta social o personal, ellos no quieren saber si tienes hijos, si te gusta el rugby o cómo te llaman tus amigos más cercanos. Esta pregunta es un eufemismo de “dime algo sobre ti que me haga contratarte”, nunca lo olvides.

No olvides tener preparada esta pregunta antes de asistir a la entrevista. Y como no todas las entrevistas laborales son iguales, adáptala a lo que el reclutador quiere escuchar de ti, ponte en su lugar y dile algo útil y valioso que a ti te haría dar el paso de contratar. Ante todo investiga sobre la empresa.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=7299]

Evita narrar tus logros, porque para esa altura ya han leído tu cv y tu carta de presentación, ahora quieren que les unas los puntos entre logro y logro, para hacer de tu carrera una presentación creíble y lógica. Por qué cambiaste de un trabajo a otro y qué te aporto, por ejemplo. Para contestar a esta pregunta, comienza con tu educación recibida: tu grado, clases que has tomado y que te han aportado algo que puedes ofrecer al trabajo, etcétera. Lánzate a hablar de tu background profesional mencionando momentos destacables y logros que conseguiste. Por último, sé breve. Piensa que no tiene por qué durar más de un minuto tu discurso, tómatelo como un speech de ascensor. Lo importante es transmitir un mensaje y ser claro: soy el trabajador que necesitais.