Éxitos empresariales inesperados

No hace falta echar la vista muy atrás en el tiempo para descubrir otros casos significativos de empresas, servicios o productos por los que nadie hubiese dado un céntimo en sus inicios, pero que dentro de sus respectivas áreas de mercado, supieron resolver las carencias que les lastraban, conectar adecuadamente con el cliente y erigirse en grandes negocios internacionales. Proyectos innovadores que con esfuerzo supieron diferenciarse de la competencia o simplemente imponerse a ella.

Éxitos empresariales inesperados

NESPRESSO

La paciencia ha sido virtud en el caso de Nespresso. A principios de los años 70 Nestlé comenzaba a trabajar en una tecnología, la de las cápsulas de café, que no puso en marcha hasta bien entrados los 80.

Éxitos empresariales inesperados

NESPRESSO

Durante varios años estuvo perdiendo dinero hasta que consiguió hacerse el obligado hueco en un mercado, que buscaba en la calidad y el formato un factor diferenciador. La idea, aunque de desarrollo lento, era ciertamente revolucionaria: disfrutar de un buen café de la manera más cómoda y sencilla. Hoy, la venta de cápsulas aumenta a un ritmo del 30% anual.

Éxitos empresariales inesperados

COCA COLA

En sus comienzos era un producto que se vendía solamente en farmacias. Durante su primer año en el mercado las cifras de ventas no respaldaron nuevos aportes de capital.

Éxitos empresariales inesperados

COCA COLA

Sin embargo, una acertada campaña promocional y una constante inversión en publicidad fueron decisivas en su consolidación como marca. Hoy en día Coca Cola es en todo el mundo un referente dentro del mercado de bebidas refrescantes.

Éxitos empresariales inesperados

TETRA BRIK

En su búsqueda por encontrar un envase para la leche, alternativo al vidrio, que fuese más seguro, higiénico, barato y fácil de transportar, el empresario sueco Ruben Rausing ideó en 1952 un sistema de embalaje basado en el cartón desechable.

Éxitos empresariales inesperados

TETRA BRIK

La innovación por la que nadie había apostado hasta entonces en este mercado fue básica para fundamentar un nuevo producto que revolucionaría la idea del envase en sus diferentes formas, tamaños y contenidos.

Éxitos empresariales inesperados

STARBUCKS

En 1971 Starbucks se dedicaba exclusivamente a la comercialización de granos y máquinas de café. Cuando Howard Schultz se incorporó a la empresa propuso que se ampliase el negocio a hacer café expresso.

Éxitos empresariales inesperados

STARBUCKS

La preparación de café, que fue vista inicialmente como una idea descabellada, se constituyó en gran negocio cuando Schultz montó su propia cadena de cafeterías, llegando incluso a comprar la empresa original de la que acabó adaptando el nombre. Una atinada visión de futuro que condujo a un negocio altamente rentable.

Éxitos empresariales inesperados

IBM Computers

Cuando la International Business Machines Co. comenzó a desarrollar los primeros ordenadores los enfocó hacia el mundo empresarial y de los negocios.

Éxitos empresariales inesperados

IBM Computers

Nadie confiaba en la posible adaptación de los mismos al hogar y a la vida personal. Actualmente los ordenadores personales se han convertido en herramienta indispensable de cada casa e IBM en una de las mayores y más reputadas empresas del mundo.

Éxitos empresariales inesperados

KINDER

Marcar un pauta diferenciadora siempre es importante a la hora de conseguir cierto éxito en los negocios. La firma italiana Ferrero supo lograrlo con el que acabó convirtiéndose en su gran producto estrella, los huevos de chocolate Kinder sorpresa. A finales de los sesenta lanzaba al mercado una barra de cacao a la que dio originalmente aquel nombre.

Éxitos empresariales inesperados

KINDER

Sin embargo, no pasaba de ser una golosina más en el amplio target del consumidor infantil. Se planteó entonces la posibilidad de aportar un nuevo factor al producto, el entretenimiento, un pequeño juguete que consiguiese sorprender al niño. Y ahí fue donde surgió el huevo que bien posicionado en los grandes centros comerciales llamase continuamente la atención. Las cifras de ventas se dispararon.

Éxitos empresariales inesperados

Sistema operativo IOS

Otra idea que parecía condenada al rincón de los olvidados era el sistema operativo iOS desarrollado por la multinacional Apple. Originalmente creado para el iPhone/iPad, no permitía (ni permite) su instalación en otros hardwares diferentes.

Éxitos empresariales inesperados

Sistema operativo IOS

Por tanto, incapaz de ejecutar ninguna de las millones de aplicaciones desarrolladas para Windows, Android o Linux, todo apuntaba al fracaso. Sin embargo, Apple vuelve a demostrar que todo lo que toca se convierte en oro: son ya millones de unidades de iPhone y iPads vendidas las que avalan el éxito del proyecto.

Éxitos empresariales inesperados

XEROX

En el año 1959 pocos inversores respaldaron a los fundadores de Xerox cuando se plantearon fabricar fotocopiadoras. Aventuraban que el mercado era tan estanco y limitado que no justificaba una producción a gran escala.

Éxitos empresariales inesperados

XEROX

Durante los años 60 y 70 una escasa competencia y un mercado en pleno crecimiento hicieron que la empresa se convirtiese en el mayor proveedor de un producto que hoy, junto con la impresora, sigue siendo básico en cualquier oficina y centro de trabajo.

Éxitos empresariales inesperados

NAILON

La investigación sobre polímeros artificiales, inicialmente desdeñada por la industria química alemana, permitió a la empresa americana DuPont patentar en 1938 los estudios y descubrimientos de Wallace Carothers en torno al nailon, una fibra sintética que acabó revolucionando el sector textil.

Éxitos empresariales inesperados

NAILON

Las medias de mujer empezaron a fabricarse con este material más duradero y resistente que la seda o el rayón. Un artículo, hasta ese momento de lujo, se hacía accesible a casi todo el mundo. La innovación nuevamente como prueba de apuesta empresarial. Hoy se utiliza para fabricar hilos, cuerdas, vestidos, ropa de hogar, paraguas, e incluso parachoques y cubiertas.

Éxitos empresariales inesperados

POST-IT

Los directivos de 3M no confiaron mucho en la propuesta Art Fry, uno de sus empleados, cuando éste les propuso producir separadores con pegamento suave como una nueva forma para organizar la información o traspasar mensajes.

Éxitos empresariales inesperados

POST-IT

Lo definieron como un capricho puntual que saldría caro y nadie compraría. Sin embargo, una potente campaña comercial hizo de los post-it un éxito difícil de repetir: a lo largo de los años 80 consiguieron introducirse en casi todas las oficinas tanto americanas como europeas y en muchísimos hogares

[td_smart_list_end]