Idear un nombre acorde con la imagen de la firma siempre es un trabajo difícil. Pero más difícil es cuando hay que adaptarlo a un idioma distinto, en este caso el chino. Empezando por la caligrafía, que ya es distinta, hay que añadir los múltiples dialectos y los famosos homófonos, que pueden dar lugar a un cambio de sentido no intencionado. (la pabla “alto” se pronuncia igual que “bizcocho”). Entender el chino es entender el significado de los caracteres chinos.

Labbrand es una empresa que ayuda a las empresas extranjeras de marca a adaptarse en China. El éxito de las marcas que han sabido cambiar los nombres en China muchas veces ha estado en un sonido parecido al original en inglés, pero escritos de otra manera. Otros, como los bancos, buscan atraer a los ricos y no les importa tanto perder su sentido original para significar riqueza y prosperidad.

¡Busca en esta lista tu marca favorita y empieza a pronunciarla en chino!

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11334]