Los artículos pintan a los millennials como amantes de los brunchs y de las fotos de su comida en Instagram, pero algunas personas podrían rebatir que es un argumento injusto. Lo millennials no son prepotentes, simplemente tienen las expectativas más altas de las que lo tenían sus predecesores.

“Las generaciones emergentes tienen las expectativas más altas” según Ryan Jenkins un Experto en la Generación Millennial que ha sido coach de ejecutivos en Delta y Cola-Cola. Más o menos sabemos cuáles son las expectativas en el entorno laboral para los millennials, pero vamos a indagar un poco más.

Jenkins apunta que los millennials saben más de todo que las demás generaciones, de todo lo nuevo. Por ejemplo un paseo en Uber, lo normal para una persona que no ha montado nunca sería tener la cartera preparada todo el viaje, cuando en realidad no hace falta. Para los millennials, Uber no es innovador, es algo normal, ahí empiezan sus expectativas.

“La generación emergente tiene un apetito diferente. Muchas personas piensan en ellos como prepotentes, pero son la siguiente generación de empleados, consumidores y líderes. Y las empresas que no entreguen experiencias sin esfuerzo para los consumidores y para sus empleados, deberían saber que los millennials están solo a un toque de dedo de marcharse a cualquier otro sitio”

El toque de dedo hace referencia a los dispositivos móviles, a los cuales siempre estamos enganchados.

“Los millennials están siendo la generación que más escrutinio ha sufrido de todos los tiempos. Esto se debe a que es la generación más larga del planeta, y van a seguir dando que hablar en los años venideros”

Las compañías son conscientes de la actual y la futura influencia de los millennials, y que este grupo conformará el 50% del total de trabajadores global.

Las nuevas generaciones no quieren compartimentar la vida y el trabajo, lo quieren todo junto. Algunos creen que el balance entre el trabajo y la vida está muerto, y que la integración del trabajo y la vida está tomando su puesto. Y esta es la perspectiva que va a prevalecer en el entorno laboral a partir de ahora.