Preguntas que no debes hacer a un reclutador

Saber cuándo callar en el mundo laboral es una virtud que no muchas personas tienen, menos aún en una entrevista de trabajo, pero, como casi todo, es una habilidad que se puede entrenar. Parte de ese entrenamiento comienza por saber qué cosas no debes decir y por eso te traemos en esta fotogalería de la mano de Careerealism.com las 5 preguntas que nunca deberías hacerle a aquel que te entrevista.
Las preguntas que te mostramos a continuación son más comunes de lo que debieran entre los candidatos y, sin embargo, no deberían serlo. Por lo general, se hacen de manera inocente porque son preguntas normales que cualquiera se haría en la calle, pero que en una entrevista de trabajo no proceden porque denotar desde falta de interés hasta exceso de confianza.

Preguntas que no debes hacer a un reclutador

“¿Vais a mirar mi Facebook?”
NO des ideas. Posiblemente ni se les había pasado por la cabeza y, además, que preguntes esto para ellos es sinónimo de que te preocupa y tienes algo que esconder. En el mejor de los casos lo mirarán sin ti delante, pero en el peor… Prepárate, amigo.

Preguntas que no debes hacer a un reclutador

“¿Qué beneficios tiene el puesto?”
Por lo general, si el puesto tiene grandes ventajas, el entrevistador te los comentará para impresionarte. D no ser así, espera a que te ofrezcan el trabajo o pregunta mejor por qué te tendría que gustarte trabajar allí, que, a simple vista, es menos materialista.

Preguntas que no debes hacer a un reclutador

“¿Voy a tener que trabajar los fines de semana?”
“¿Puedo trabajar desde casa?” o “¿Puedo entrar más tarde para evitar el atasco?” Este tipo de preguntas pueden dar lugar a varias interpretaciones por parte del reclutador y ninguna buena. Hablando claro, pensarán que eres un poco vago.

Preguntas que no debes hacer a un reclutador

“¿A qué se dedica exactamente la empresa?”
Si es una empresa que lleva su actividad muy en secreto, te lo contarán ellos, si no, lo normal es que vayas informado a la entrevista. Preguntar que a qué se dedica tu posible futura empresa denota una falta de interés grandísima por tu parte.

[td_smart_list_end]